Características de un buen Content Manager

Características de un buen content manager

“You can always teach a great writer to be a good marketer, but you can´t always teach a good marketer to be a great writer”.

Marcus Sheridan – They Ask You Answer

El marketing de contenidos debe ser tomado con la misma responsabilidad y seriedad con la que una compañía enfrenta un proceso de venta o la contratación de nuevo personal.

La producción de textos, audios y videos no debe ser delegada a una esquina de la oficina y mucho menos debe quedar en manos de ese sobrino, hijo o nieto que hará una pasantía por 3 meses y que posee las claves de las redes sociales de la empresa.

No. Un profesional capacitado (estudiante de Comunicación Social o periodista, si es posible) debe ser el responsable.

Producir excelente contenido es un trabajo de tiempo completo que requiere de alguien que sea dueño de estos esfuerzos.

Esa persona será el content manager (en español: mánager de contenidos) y deberá tener algunas de las siguientes características:

  • Amante de la escritura.
  • Editor (corrector) de textos.
  • Hábil para la entrevista.
  • Conocedor del potencial de las redes sociales.
  • Constructor de relaciones.
  • Organizado y orientado al logro.
  • Apasionado por las estadísticas.
  • Capacidad para pensar fuera de la caja.

En este artículo analizaremos a fondo cada atributo mencionado anteriormente.

De igual manera, podrás conocer cuáles son las responsabilidades que acarrea este puesto y entender más a fondo el perfil ideal para el cargo.

Como alguna vez le dijo el Tío Ben a su sobrino Peter Parker:

“With great power comes great responsability”.

Poderes

 

Amante de la escritura

 

A los buenos content managers les encanta contar historias.

Tienen la habilidad de explicar, de una manera sencilla, una cantidad innumerable de temas a cualquier lector que se les cruce en el camino.

No estamos hablando de palabras sofisticadas para parecer más inteligente que los demás, sólo se trata de convertir a cada usuario en un conocedor de tu industria a través de buenos escritos.

Editor de textos

 

Normalmente, en compañías de gran tamaño, existe un editor para cada tipo de contenido (texto, audio o video).

No obstante, en empresas que están iniciando su camino, el content manager tendrá que cumplir más de un rol y ser capaz de convertir textos ‘regulares’ en piezas que dominen la primera página de Google.

Esta persona debe tener buen criterio para priorizar el contenido crudo que se genera en sesiones de grabación o de escritura y convertir esos diamantes en bruto en textos refinados y listos para ser exhibidos.

Es un excelente bonus, en este sentido, tener habilidades de edición de video.

Hoy en día las personas consumen cada vez más contenidos visuales.

Adelantarte a estas necesidades te posicionará como una persona sumamente valiosa para cualquier compañía.

Hábil para la entrevista

 

Este es un elemento diferenciador importantísimo, porque es muy probable que el content manager tenga que generar contenidos sobre temas en los cuales no es experto.

Será su tarea sentarse con los subject-matter experts de las compañías y realizar las preguntas correctas que estimulen la creación de un texto de calidad, que enseñe, ayude e informe a los lectores.

Además, debe ser capaz de colocarse en los zapatos del consumidor para generar piezas que construyan la confianza entre prospectos y empresas.

Conocedor del potencial de las redes sociales

 

Las RRSS llegaron para quedarse. Las compañías que quieran tener un mayor alcance y crear comunidades deben tener presencia en estas plataformas.

Un buen content manager debe entender su potencial y utilizarlo en beneficio de la marca para la cual trabaja.

Constructor de relaciones

 

El tener que lidiar con personas de distintas personalidades, backgrounds y culturas obliga al content manager a ser alguien cercano, alegre y capaz de cultivar una excelente relación con todos los integrantes de un equipo.

Personas lejanas, que no sean empáticas con su entorno, encontrarán muy difícil llegar a ser exitosos en este puesto.

Organizado y orientado al logro

 

El content manager debe crear un calendario editorial que esté ajustado a las metas que pretenda cumplir la compañía.

En este mundo es imperativo tener orden. De lo contrario, todos los esfuerzo de marketing de contenidos pueden perderse.

Esta persona debe organizar las entrevistas y las inducciones para nuevos miembros del equipo, así como establecer fechas de entrega.

Cada uno de los objetivos planteados necesita de: planificación, orden y monitoreo.

Apasionado por las estadísticas

 

Los content managers deben estar atentos a los números.

Es clave recordar que los usuarios son aquellos que nos van a mostrar qué les gusta, cómo lo están consiguiendo y qué formatos prefieren.

Sin importar cuánto desees posicionar un tipo de contenido, serán tus consumidores quienes te digan si realmente les gusta.

Por lo tanto, tendrás que estar atento a las estadísticas (Google Analytics, Google Search Console, HubSpot) para luego analizarlas.

Los números solos no significan nada: es ahí cuando entra la experticia del content manager para generar acciones positivas basadas en ellos. 

Capacidad para pensar fuera de la caja

 

El content manager debe ser creativo y estar siempre maquinando cómo lograr los objetivos sin importar los obstáculos que enfrente.

Un buen content manager no para de pensar y de buscar nuevas formas de motivar a su equipo y de convertir sus contenidos en piezas únicas que sus consumidores aprecien.

 

 

Al final, si analizamos todos estos poderes, estamos hablando, básicamente, de un buen periodista.

Esto no significa, no obstante, que personas que no hayan estudiado esta carrera no puedan ser buenas para este trabajo.

Debemos recordar que el mundo está girando más hacia el lado de “¿Qué sabes hacer?” o “¿Cuáles son tus habilidades?” y se está alejando de “¿Cuál carrera estudiaste?”.

Las compañías buscan personas que resuelvan directamente sus necesidades sin importar el pasado que tengan.

No cabe duda de que estas personas, si nunca han estado involucradas en el mundo de la producción de contenidos, necesitarán un entrenamiento para ‘pensar como marketeros’ y aprehender la filosofía de la compañía a la que ingresen.

Por otro lado, si eres un dueño de negocio y contrataste a la persona indicada, puedes estar seguro de que con este nuevo miembro en el equipo lograrás elevar tu marca al siguiente nivel. 

Algunos deberes básicos del content manager:

 

  • Publicar al menos 3 piezas de contenido semanales (texto, video o audio).
  • Mantener una educación continua: lectura, aprendizaje de nuevas herramientas o prácticas SEO, manejo de aplicaciones web, etc.
  • Ayudar en los esfuerzos de email marketing.
  • Realizar análisis de las estadísticas SEO y del sitio web de la compañía.
  • Apoyar en la creación de contenidos especiales o premium: cursos, conferencias, webinars.
  • Realizar mejoras al sitio web: nuevos call to action, textos o enlaces.
  • Asistir a la reunión semanal con todo el equipo.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Otros artículos que pueden interesarte

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *