Cómo realizar el análisis SEO de tu sitio web

Análisis SEO: Auditoría profunda en 5 pasos (+ herramientas y ejemplos)

Las 5 principales acciones a realizar en un Análisis SEO son: 

1.- Rastreo del sitio web: determinar cuánta información de tu empresa hay Internet.

2.- Tráfico de búsqueda: descubrir cómo están distribuidas las visitas que recibe tu sitio web desde Google. 

3.- Análisis de palabras claves: realizar un keyword research para conocer los términos más buscados de tu industria y con cuáles palabras consiguen tu sitio web. 

4.- Empaque del sitio: cuáles son los títulos y descripciones de tus páginas. 

5.- Velocidad de carga: qué tan rápido carga tu sitio en las versiones móvil y ordenador. 

Toda esta información puede ser obtenida con herramientas gratuitas como:

  • Google Search Console.
  • Ubersuggest.
  • Google Keyword Planner.
  • Screaming Frog.
  • Yoast SEO.
  • Sitebulb.
  • PageSpeed Insights.

En Pencil Speech estamos convencidos de que todos los proyectos SEO no pueden ser tratados por igual. 

En marketing sucede lo mismo que en medicina: antes de recetar el tratamiento, al paciente hay que hacerle un diagnóstico.

Por ello, antes de optimizar tu web para mejorar su posición en Google, lo primero que debes hacer es un Análisis SEO. 

Si lo prefieres, te dejamos este mismo artículo en formato video:

Si deseas seguir leyendo, acá abajo encontrarás la tabla de contenidos y el resto del artículo:

¿Cuál es el objetivo del análisis SEO?

La meta es determinar cuál es la mejor forma de que tu sitio web sea sencillo de conseguir para:

1.- Los usuarios interesados en tu industria.

2.- Los robots de Google (encargados de posicionar las millones de páginas publicadas en Internet).

En este artículo conocerás cómo se realiza cada paso, observarás ejemplos de cómo debería verse tu sitio después de aplicar los cambios necesarios y explicaremos la importancia de realizar este análisis.

¡Continuemos!

Rastreo del sitio web

Es decir: ¿Cuánta información de tu empresa hay en Internet?

Como hemos explicado en artículos anteriores, no es lo mismo un presupuesto SEO para un sitio web de 100 páginas que para un sitio web de 10.000 páginas.

Por ello, el primer paso de todo análisis consiste en saber con cuánto contenido cuentas. En este apartado debes determinar las siguientes características de tu sitio: 

  • Número de páginas.
  • Errores más importantes (links rotos o enlaces que no abren donde deberían).
  • URLs externas y recursos (imágenes, formularios, efectos visuales).
  • Total de páginas indexadas (guardadas) por Google.
  • Title tags, meta tags y H1s de tus principales páginas (explicación).

La mayoría de esta data puedes extraerla con Screaming Frog y el resto con Sitebulb y Search Console.

Ejemplo de rastreo de Screaming Frog
Screaming Frog

Con Screaming Frog solo necesitas descargar la aplicación, colocar el enlace de tu sitio web y listo: las ‘arañas’ harán el rastreo.

Si tu sitio web tiene más de 500 URLs (páginas), deberás obtener la versión paga. 

Con esta exploración determinarás dos cosas muy importantes: 

a) ¿Cómo es la distribución de URLs asociadas a tu dominio?

¿Tienes más enlaces externos (que van hacia páginas de otras web) o internos (que van hacia páginas de tu propio sitio)?

¿Tu web está llena de links que no abren o está cargada de redirecciones?

Por ejemplo (caso de estudio):

Un cliente que manejamos en la agencia contaba con más de 300.000 enlaces asociados a su dominio.

La mayoría de ellos correspondían a recursos (imágenes alojadas en URLs):

Caso de estudio: enlaces asociados
Caso de estudio: enlaces asociados

De este modo supimos que de las más de 300.000 URLs, solo 10.000 eran importantes desde el punto de vista SEO, puesto que ese era el número de enlaces que realmente pertenecían al sitio web. 

De igual forma, para seguir enfocando los esfuerzos de optimización web, tuvimos que escoger cuáles de esas 10.000 páginas eran vitales para el negocio.

Por ello, para realizar el SEO Técnico correspondiente y obtener quick wins, terminamos eligiendo únicamente las principales secciones del sitio.

Veremos más sobre esto a continuación, en el segundo descubrimiento que obtendrás al realizar el rastreo de tu sitio web: 

b) ¿Cómo Google tiene guardados los títulos de tus páginas?

Determinar esto es sumamente importante por lo siguiente:

Tu objetivo es posicionarte en la primera página de Google como líder de tu industria.

Por lo tanto, necesitas que tus contenidos tengan las palabras claves con las cuales los usuarios están buscando respuestas a sus preguntas o soluciones a sus problemas

En ese sentido, los títulos y las descripciones de tus páginas ayudarán a que tus sitio web sea mucho más visible tanto para tus potenciales clientes, como para los robots de Google (caso de estudio con resultados reales).

Por ejemplo:

En Pencil Speech ofrecemos servicios de posicionamiento SEO y tenemos un blog sobre marketing de contenidos, branding, emprendimiento y, por supuesto, optimización web.

Por ende, todos los títulos de nuestras páginas guardan estrecha relación con estos temas.

Si nuestro objetivo es, eventualmente, aparecer de primeros cuando alguien busque Agencia SEO, no tendría sentido que el title tag de nuestra página de Inicio fuese Agencia de Marketing Digital.

¿Me explico?

No te preocupes, que volveremos a este punto más adelante. 

Ahora, ¿dónde puedes observar esos títulos (title tags y H1s)?

a) Screaming Frog

Title tags en Screaming Frog
Title tags en Screaming Frog

b) Pestañas del navegador

Ejemplo title tag en navegador
Ejemplo de title tag en pestañas del navegador

c) Resultados de Google

Ejemplo Title Tag
Ejemplo de title tag en resultados de Google

Tráfico de búsqueda

Es decir: ¿Cómo están distribuidas las visitas que obtienen, desde Google, tus principales páginas?

A la hora de realizar un análisis SEO, hay que determinar de dónde provienen los usuarios que aterrizan en tu sitio web y cuáles son las secciones que reciben más visitas desde los buscadores.

En muchos casos, las compañías crean sus webs y pasan años y años creando páginas, cambiando enlaces, agregando recursos y pare usted de contar.

Esto provoca que, en el momento en el que quieren comenzar sus trabajos SEO, las empresas desconozcan cuáles son las páginas que están generando el grueso del tráfico que tiene su sitio.

¿Por qué es importante conocer este dato?

Porque si tu sitio tiene 150 páginas pero más del 50% del tráfico proviene de 30 enlaces nada más, lo más lógico sería enfocar tus esfuerzos directamente en esas URLs.

Recuerda que, al iniciar, tú estarás buscando quick wins, por lo que resulta más sencillo optimizar lo que está más o menos bien, que arreglar lo que está mal.

Ejemplo:

Ejemplo de percentiles tráfico web
Análisis de un sitio web con más de 10.000 enlaces: 50% del tráfico se concentra en menos de 30 URLs.

Como podemos observar en la tabla, el 90% del tráfico que tiene el sitio web analizado proviene, únicamente, de 78 URLs.

¿Qué debes hacer en un caso como este?

Depende.

Si en estas 78 URLs no se encuentran tus páginas más importantes (las de compra o conversión), tendrás que realizar un trabajo SEO para generar más tráfico en las otras páginas de tu sitio, las que son importantes para tu compañía.

Si en esas 78 URLs, por el contrario, sí se encuentra el lomito de tu negocio, comienza por optimizar esas.

Es por este tipo de cosas que ‘empaquetar’ planes SEO, o tomar cualquier caso como una verdad absoluta, no funciona en el mundo web.

La palabra clave, en este caso, es contexto.

Evalúa qué quieres lograr y actúa en consecuencia.

Análisis de palabras claves

Es decir: ¿Con cuáles frases desea posicionarse tu empresa? ¿Cuáles son los términos más buscados de tu industria (productos, servicios, preguntas)? ¿Con qué palabras encuentran a tu web?

El keyword research o estudio de palabras clave le permitirá a tu empresa, entre otras cosas:

a) Saber con qué expresiones la gente está buscando los productos o servicios que tú vendes.

b) Determinar cuáles son las preguntas que se hacen tus potenciales clientes.

c) Descubrir si tienes mucha competencia para alcanzar la primera página de Google.

El punto a) es clave.

¿Por qué?

Porque suelen presentarse muchas diferencias entre cómo nosotros creemos que la gente busca nuestros productos/servicios y la forma en que realmente lo hacen.

Por ejemplo (caso de estudio):

En Pencil tenemos un cliente que nos dijo: “Queremos salir de primero cuando la gente ponga ‘Comprar apartamentos’”.

¿Qué pasó cuando nosotros hicimos el keyword research?

Nos dimos cuenta de que la gente no usaba en Google la frase “comprar apartamentos”, sino “apartamentos en venta”.

Eso nos hizo saber que debíamos tomar un camino diferente.

En ese sentido, realizar este estudio de palabras clave resulta fundamental.

Hay herramientas gratis y pagas para realizar esta investigación.

Entre las gratis tenemos Ubersuggest, de Neil Patel, y el Keyword Planner de Google.

Allí podrás ver un volumen aproximado de cuántas búsquedas se realizan al mes para determinado término o frase y conocerás la competencia que tendrás al intentar alcanzar la primera página de Google.

También, usar Google Trends puede ayudarte a decidir entre dos palabras claves que quieras posicionar, determinando cuál es aquella que, para el momento que estás realizando tu contenido, está siendo tendencia entre los usuarios.

Empaque del sitio

Es decir: ¿Cómo lee Google los títulos y descripciones de tus páginas?

Este punto lo comentamos en el primer paso del artículo, pero es importante recordarlo ahora.

Los title tags, meta tags y H1s deben estar optimizados por las siguientes razones:

1.- Google utiliza los títulos (title tags y H1s) como factor de posicionamiento a la hora de realizar sus listas de resultados. Si allí no le indicas a Google que tú estás respondiendo determinada pregunta, tu contenido no rankeará, más allá de que sea de muy buena calidad.

2.- Aunque las descripciones (meta tags) no son utilizadas como un factor de posicionamiento en Google, le dan a los usuarios un breve e importantísimo resumen sobre el tópico de tus artículos. Si tus descripciones cautivan a la audiencia, es mucho más probable que obtengas más clicks y, por consiguiente, sigas subiendo en Google (ejemplo de meta tag). 

En vez de leer detenidamente, en Internet las personas escanean, por lo que tienes muy pocos segundos para captar la atención del usuario. Por eso, debes aprovechar las meta descripciones como anzuelo para tu contenido. 

Si no sabes cómo realizar estos cambios y desconoces la importancia que tienen, puedes leer todo lo que necesitas en nuestro artículo llamado SEO Técnico: ¿En qué consiste y cómo se hace?

Velocidad de carga

Es decir: ¿Qué tan rápido está tu sitio en las versiones ordenador y móvil?

Este apartado debemos analizarlo desde dos puntos de vista:

1.- ¿Cómo afecta la velocidad de carga al rendimiento interno de tu sitio web?

La velocidad de carga se ha convertido en uno de los factores más determinantes en el porcentaje de rebote, o abandono, que tienen los sitios web.

El tiempo es dinero.

Es simple: si alguna página web de tu sitio no carga rápidamente la respuesta que las personas necesitan, irán a buscar esa solución en otra parte.

Aunado a ello, que tus páginas abran velozmente es un detalle que genera confianza y hará que tus usuario se mantengan en tu sitio y estén dispuestos a comprarte más adelante.

2.- El uso de la velocidad de carga como  factor crítico a la hora de posicionar un sitio o un contenido específico en Google

Cyrus Shepard, en su artículo How to Succeed at Google SEO, divide en los siguientes grupos los factores SEO que determinan el éxito en Google: 

  • Críticos
  • Importantes
  • Influyentes
  • No importantes
  • Negativos

La velocidad de carga de tu sitio web se sitúa en el noveno puesto de mayor importancia dentro del grupo de factores críticos.

Es decir, dentro de las mil cosas de las que debes estar pendiente a la hora de optimizar tu web para Google, la velocidad de carga no debería salir del TOP-10 de prioridades. 

Aquí tienes dos datos que compartimos en nuestro artículo sobre SEO Técnico

Según Kissmetrics, 1 segundo de retraso en el tiempo de carga resulta en una pérdida del 7% en conversiones.

Por otro lado, en móvil, si reduces el tiempo de carga 1 segundo, tu tasa de conversión podría aumentar 27%.

Además, recordemos que cada día los robots de Google tienen más y más contenidos que rastrear.

Hacerles este trabajo más sencillo nos colocará en un grupo especial para Google.

¿Cómo medir la velocidad de carga de nuestro sitio?

Para diagnosticar nuestra web y observar dónde debemos mejorar, podemos usar Google PageSpeed Insights.

Esta herramienta gratuita realiza un análisis completo (para ordenador y móvil) de cualquier enlace o página específica que le indiques. 

La misma genera muchísima data, pero te recomendamos enfocarte en dos secciones particulares:

1.- Diagnósticos: información sobre el rendimiento del enlace que colocaste.

2.- Oportunidades: optimizaciones que puedes realizar para que tu URL cargue más rápido.

Conclusiones

1.- El análisis SEO es el primer paso que debes realizar antes de comenzar cualquier cambio en tu sitio. Este trabajo te indicará el camino a tomar, cuáles páginas priorizar y qué tipo de trabajo SEO es más urgente. Ignorar esta fase sería como intentar salir de un laberinto con una venda en los ojos. 

2.- Tómate tu tiempo con el análisis de palabras claves. Recuerda que las frases con las que quieras posicionarte deben estar alineadas con tus objetivos de marketing y ventas. Todo tiene que estar conectado. Una buena investigación hará visibles tus contenidos. Luego, después de que te encuentren, tu trabajo será mantener a los prospectos en tu sitio.

3.- Aprovecha para depurar tu web: quédate con las páginas que verdaderamente sean útiles para impulsarte. Utiliza este análisis SEO para determinar cómo conectar tus contenidos y cómo ofrecerle al usuario una experiencia increíble que haga que siempre quiera volver.

4.- Enfócate en la velocidad de carga de tu sitio. Es mejor prescindir de algunos detalles estéticos que puedan quedar cool, si estos ralentizan tu página. Siempre ten en mente al usuario: su primer objetivo es resolver un problema. Ver imágenes en alta calidad o funciones rebuscadas en tu sitio está en un segundo plano.

Ejemplo Análisis SEO

En la presentación que leerás a continuación podrás observar un ejemplo de un Análisis SEO terminado. 

En el mismo están todos los puntos mencionados a lo largo del artículo más una auditoría ficticia de la competencia. 

La presentación puede servir para negocios que quieran conocer qué recibirían si solicitaran uno y para agencias o freelancers que quieran utilizar este formato como ejemplo.

Esperamos les sea de mucha utilidad.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Otros artículos que pueden interesarte

Ir arriba