Posicionar mi web en Google:
Checklist SEO [2021]

“Quiero posicionar mi web en Google, pero no sé por dónde comenzar”.

Google reconoce a quien tiene tiempo haciendo lo suyo, lo hace bien y es aprobado por los demás.

Eso se traduce en estadísticas de tráfico, en backlinks y en autoridad de dominio.

El tráfico orgánico son las visitas obtenidas desde Google, después de que las personas realizan una consulta sobre el tema en que nos movemos como pez en el agua.

Los backlinks son enlaces hacia nuestra web que están en otros sitios. Funcionan como votos que avalan nuestro conocimiento y experiencia.

Por último, la autoridad de dominio es un número que mide, del 1 al 100, nuestra confiabilidad y relevancia.

Aumentar estas cifras es un trabajo que, al igual que construir una casa, no sucede de la noche a la mañana.

Sin embargo, mientras antes se comience, mejor.

Siguiendo este checklist SEO al pie de la letra, podemos asegurarte que tu sitio web levantará vuelo y se desempeñará competitivamente en Google.

Recuerda que es como construir un hogar, así que no puedes levantar las paredes y luego diseñar los planos.

Mientras más planificada sea la estrategia detrás de cada cambio en tu web, mejores serán los resultados.

Sin más que aclarar, ¡a comenzar!

¿Quieres saltar a la conclusión? Haz click aquí.

blank
Parte I:
Herramientas SEO
blank
Parte II:
Auditoría SEO
blank
Parte III:
SEO On Page
blank
Parte IV:
Content Marketing
blank
Parte V:
SEO Off Page
blank
Parte VI:
Mantenimiento SEO
Checklist Penciliano
blank

El primer paso para posicionar un sitio web en Google es contar con las herramientas adecuadas.

A la hora de construir una casa, sabemos que necesitarás de martillos, taladros, sierras…

Igualmente, aquí debemos equiparnos y tener en el bolsillo las mejores herramientas SEO.

 

Configura Search Console

blank

Google Search Console es la herramienta predilecta del especialista SEO. Con ella, te aseguras de que Google conozca tus páginas web y las tenga en cuenta a la hora de generar sus páginas de resultados o SERP (search engine results pages).

Por otro lado, muestra información detallada sobre las consultas que generan tráfico en tu web, el desempeño de las páginas individuales dentro del dominio (impresiones y clicks), detecta errores, mide la tasa de conversión o CTR (click-through rate) y más.

Todo esta data puedes configurarla según el periodo que desees y diversos filtros que permiten planificar una estrategia de optimización precisa y clara.

Ten tu dominio alojado en un buena empresa de hosting

blank

Tu proveedor de hosting es el responsable de almacenar todos los archivos, medios y bases de datos de tu página web en un servidor, el cual debe mantener en funcionamiento 24/7 y protegerlo de ataques maliciosos.

Es por ello que este servicio no debe escogerse a la ligera, dejándose llevar por empresas de dudosa procedencia que ofrecen tarifas demasiado bajas.

Por otro lado, un buen servicio de hosting puede aumentar la velocidad de carga (factor crucial de experiencia de usuario) y ofrecer servicios adicionales que pueden resultar muy útiles para tu empresa, como certificados SSL, correos electrónicos corporativos, herramientas para desarrolladores y más.

Crea una cuenta en portales SEO de utilidad

blank

Además del Search Console, hay diversas herramientas que se utilizan para conocer otro tipo de estadísticas.

Algunos de estas son son: Ubersuggest, Semrush, MOZ y Answer the Public

Si quieres conocer más sobre herramientas SEO, sus funciones, ventajas, desventajas, precios, y más, te recomendamos este artículo donde desglosamos 11 de las más utilizadas en 2021.

blank

Ya que tenemos las herramientas bajo la manga, debemos analizar el terreno donde desarrollaremos nuestro trabajo.

En cimientos inadecuados, incluso la casa mejor construida puede caerse.

Haz una auditoría SEO y asegúrate de familiarizarte con el estado actual de tu web y el punto de partida del proyecto.

Será de mucha ayuda cuando quieras medir el éxito de tus esfuerzos SEO para posicionar tu web en Google.

Determina cuánta información de tu sitio web hay en Google

blank

Antes de hacer cualquier cambio o ajuste, debes conocer el tamaño de tu sitio web.

En Google Search Console, puedes ver qué cantidad y cuáles páginas hay indexadas en el buscador.

¿Qué quiere decir “indexada”?

Registrada en la gran biblioteca de Google.

Quizás, aunque tu sitio tiene cientos de artículos y páginas, descubres que ante los ojos de Google solo existe tu página de inicio.

Tener esto claro desde el principio nos ayudará a conocer el terreno que estamos por trabajar.

Chequea que tus páginas más importantes no tengan la etiqueta “no-index”

blank

La etiqueta “no-index”, dentro de una página, le indica a Google que debe ignorarla y no rankearla.

Aunque a veces esto pueda hacerse intencionalmente, es crucial que ninguna página de valor contenga esta etiqueta.

Recuerda:

Cuando una página no se encuentra indexada, quiere decir que no está en la biblioteca de Google.

El objetivo es que todas las páginas importantes de la web estén archivadas y así lograr posicionarse en el buscador.

Corrobora que tengas un sitemap cargado a Search Console

blank

Los sitemaps son una especie de planos que facilitan la lectura y jerarquización correcta de tus páginas por parte de Google. 

Con estos archivos, señalas qué página pertenece a una categoría, por ejemplo, y cuáles son más relevantes que otras. 

Saber si cuentas o no con un sitemap te ayudará a comprender cuán bien estás posicionado actualmente.

Aquí puedes crear el sitemap de tu web gratis.

Fíjate en los errores más importantes de tu web

blank

Te ha pasado: estás navegando en Internet y de repente te encuentras con un molesto “404” que te indica que la página que quieres ver ya no existe.

Es uno de los errores más populares, pero no el único.

En Google Search Console, aparecen los errores enlistados de tu web con su explicación correspondiente.

La tarea de revisarlos es, aunque algo tediosa, muy necesaria para conseguir las soluciones a cada uno de estos inconvenientes.

Toma nota de los enlaces que recibes hacia tu sitio

blank

Es importante que te familiarices con el tipo de enlaces que recibe tu sitio web. 

Además de la cantidad de enlaces, nuestra atención debe estar en qué palabras son visibles donde están insertados, es decir, el texto alternativo que tienen.

También debemos fijarnos en la relevancia de cada uno de los sitios que nos linkeen en su web.

Revisa tu tráfico de búsqueda

blank

El tráfico de búsqueda es lo que nos permite saber con qué palabras es encontrado un sitio web. 

Esta información, que Search Console ofrece en una tabla, te dirá aquello que las personas googlean antes de llegar a alguna de tus páginas.

Muchas veces, las consultas al tope de esta lista son el nombre de la marca, lo cual indica brand-awareness.

Sin embargo, debemos tener presente que el objetivo del SEO es que aquellos que no conozcan de tu empresa lleguen a ti porque requieren de tu producto o servicio.

Realiza un análisis de las palabras clave que te gustaría que se asocien con tu empresa

blank

Realizar un keyword research consiste en hacer una búsqueda organizada, detallada y profunda de las frases o palabras que son más utilizadas por tus posibles visitantes y, por ende, atractivas para ti. 

Además de considerar el volumen de búsqueda de cada consulta, ten en cuenta que mientras más larga y específica sea una keyword, más intenciones de compra tiene detrás.

Otra gran recomendación es crear una tabla donde clasifiques qué palabras pueden desempeñarse mejor en cada página de tu web.

Es importante que las keywords de distintas páginas no se solapen entre sí. Si esto sucede, los contenidos de ambas páginas competirán con el otro, lo que se llama canibalización.

Cruza las palabras de tu tráfico de búsqueda con las deseadas para posicionarte

blank

Al cruzar las palabras con las que ya se consigue el sitio web en Google con las palabras deseadas para posicionarte, observarás coincidencias y diferencias. 

Las coincidencias entre ambas listas son keywords conquistadas, mientras que las otras son keywords por conquistar.

Con este cruce de información, tendrás una idea de cuánto camino todavía hay por recorrer en el buscador.

Revisa el empaque actual de tu sitio web

blank

El empaque es la parte externa de tu sitio web.

Para entenderlo mejor, pensemos en que el empaque es aquello visible de un carro: la pintura, el parachoques, los cauchos. El motor, en cambio, ya sería la parte interna.

En tu web, la parte externa está conformada por los títulos y descripciones de cada página: title tags, meta tags y H1

Los title tags son los títulos visibles en Google, los meta tags son las descripciones breves bajo esos enlaces, y los H1 son los títulos internos de cada página.

Analiza cómo tu competencia aprovecha (o no) el SEO

blank

La competencia que quizás conoces porque tienen un local en la calle siguiente a tu tienda quizás no coincide con quienes compites en Google.

En Internet, miles de otros sitios web crean contenido sobre tu producto o servicio y es nuestra misión entender cómo te diferencias de ellos.

Para conseguir esta competencia, puedes usar una herramienta como Ahrefs, que te dice qué sitios aparecen para búsquedas que tú también rankeas. 

blank

Luego de la auditoría, seguramente sabes muy bien en dónde estás pisando actualmente.

Ahora, con ayuda de tus herramientas y ese conocimiento a tu favor, por fin puedes levantar la estructura de la casa, uniendo bloques y creando pared.

Recuerda: cada ladrillo de la construcción debe servir el propósito de posicionar tu web en Google.

Garantiza que tus páginas sean sencillas de navegar para el usuario

blank

Cada página debe estar organizada de tal manera que los visitantes de tu web siempre sepan qué hacer y dónde conseguir lo que están buscando.

Esto está relacionado con la experiencia de usuario o UX (user experience), un atributo que mide la facilidad de uso de una interfaz web. 

La idea es conseguir la forma en que los visitantes del sitio puedan interactuar y acceder al contenido en el menor tiempo posible. Si encuentran fácilmente lo que están buscando, los usuarios son más propensos a seguir leyendo y navegando.

Agrega botones y call to actions en las páginas principales hacia los contenidos más importantes

blank

Es fundamental agregar botones que conduzcan a las páginas donde más nos interesa el tráfico. Por ejemplo, a nuestras páginas de productos o servicios.

Lo ideal es colocarlos en posiciones estratégicas como en landing pages o en las entradas de un artículo relacionado.

Redacta nuevos títulos y descripciones para tus páginas

blank

En el universo del SEO, se distinguen principalmente dos tipos de títulos; los tittle tags y los H1.

Los title tags son los títulos que aparecen en las páginas de resultados de Google, mientras que los H1’s son los títulos internos de la página web.

Ambos representan factores de rankeo cruciales y deben contener las palabras clave obtenidas en la etapa de análisis.

A estos dos elementos se le suma un tercero: la meta descripción.

Este elementos es un extracto de texto que aparece en las SERP, abajo del title tag y la URL, donde se explica brevemente el contenido que se conseguirá en esa página.

A pesar de no ser un factor de rankeo, una meta descripción que coincida con la intención de búsqueda puede convencer a los usuarios de hacer click.

Configura tu web para que los textos más importantes sean, en efecto, textos y no imágenes

blank

Ocurre a menudo que, dentro de una página web, algunos títulos y textos estén dentro de imágenes por razones estéticas.

Esto compromete directamente tu posicionamiento, ya que Google no puede leer texto si está dentro los píxeles de la foto.

Utiliza las imágenes de manera complementaria, pero chequea que puedas seleccionar todo texto importante, copiarlo y pegarlo en otro lugar. 

Elimina animaciones y archivos pesados que no aporten valor al usuario

blank

En internet, todos parecen estar apurados. Estudios han demostrado que más del 50% de los usuarios abandonan un sitio luego de esperar 3 segundos sin respuesta.

¡3 segundos!

Es por esto que las páginas deben mantenerse  tan ligeras como sea posible. Utiliza archivos pesados sólo cuando sea realmente necesario.

Agrega las etiquetas de encabezado según correspondan

blank

Las etiquetas de encabezado, o heading tags, son una de las herramientas más importantes a nivel de posicionamiento. Estas son las que comunican a los motores de búsqueda sobre qué trata tu página web.

El H1 es el principal y más importante de todos. Se ubica al principio de la página y es fundamental que contenga las keywords clave.

Le sigue la etiqueta del H2, que corresponde a subtítulos, luego en orden de prioridad le siguen el H3, H4, H5 y finalmente H6.

Coloca alt text en las imágenes

blank

Es importante prestarle atención a las imágenes que llevan tus publicaciones, pues deben tener también las palabras clave correspondientes.

Alternative text, alt-text o texto alternativo no es el título de la imagen. Es, más bien, su descripción.  

Si quieres que los usuarios encuentren tus diseños o ilustraciones cuando realicen búsquedas en Google Images, utiliza el alt-text correctamente.

¿Cómo? Describe en este campo lo que el usuario encontrará en tu imagen y, por lo tanto, en tu artículo.

Crea una página donde muestres a los integrantes de tu empresa (si no existe)

blank

Los usuarios suelen inclinarse por aquella empresa con la que se sientan identificados, por lo que les gusta ver las caras que hay detrás de la pantalla.

Es importante que sepas que el algoritmo no solo evalúa el producto, sino que también analiza cuál es la marca detrás de él.

Es vital que seas una persona con experiencia, autoridad y que generes confianza. Estos factores se abrevian como EAT por sus siglas en inglés: expertise, authority y trustworthiness.

Una manera de mejorar el EAT en tu web es con contenidos informativos y detallados que provengan de expertos que puedas conocer en la página de Nosotros.

Recuerda: la reputación del autor de un contenido es importante para atraer a más usuarios.

Revisa que los formularios funcionen correctamente

blank

Es probable que todo tu esfuerzo tenga una intención comercial detrás.

Quizás quieres recopilar los emails de tus visitantes para luego aplicar una estrategia de email marketing.

O, a lo mejor, quieres conducir a los usuarios de tu web a la página de contacto para que soliciten una cotización.

Sin importar cuál sea el escenario, es importante que antes de dar tu sitio por finalizado pruebes que cada uno de los formularios funciona como debería.

¿Recibes el email de confirmación en tu bandeja? ¿La dirección de correo de la persona se registró en tu base de datos?

Confírmalo y así te asegurarás de no perder ningún posible prospecto más adelante.

Incluye tu información de contacto en un lugar visible

blank

Esta recomendación aplica, especialmente, en el caso de que tengas una pequeña empresa y muchos deseos de vender.

Ya sea un email o un número telefónico, tener esta información de contacto visible en un cintillo en tu sitio web puede ayudarte a aumentar las conversiones que genere.

Así, incluso si una persona no deslizó hasta el footer o no clickeó en la página de contacto, tendrá la información necesaria para comunicarse contigo de inmediato.

Optimiza la velocidad de carga de tu sitio

blank

Es recomendable que tu sitio cargue rápido, ya que tus visitantes podrían convertirse en clientes. 

Es cierto que el hecho de que tu sitio web sea rápido no quiere decir que vayas a rankear más arriba, pero sí será un factor de éxito cuando se trate de ofrecer una buena experiencia de usuario.

Para optimizar la velocidad de carga puedes activar plugins que compriman la calidad de las imágenes sin que pierda estética el diseño, reduzcan las solicitudes HTTP, entre otros aspectos técnicos.

Pide ayuda a un webmaster para hacer un trabajo impecable.

Haz los cambios que sean necesarios en tu menú principal y footer para que todas las páginas esenciales sean accesibles

blank

Lo más cómodo para tus usuarios y para Google es que la navegación en tu sitio web sea simple y agradable.

Pregúntate cuáles son tus principales intereses y sabrás cuáles son las páginas esenciales a las que quieres que lleguen primero tus usuarios.

Los lugares de mayor importancia de tu sitio deben estar en el menú principal.

En el footer también es recomendable que estén la mayoría de las páginas relevantes de tu sitio, pues cuando las personas no han conseguido algo en una web, irán a buscarlo ahí.

Las páginas o secciones que estén ubicadas en estos lugares ganarán más fuerza SEO, puesto que le estarás comunicando a Google que ese contenido tiene un valor elevado.

Edita las URL de tus páginas para que sean user-friendly

blank

La URL es el enlace con el que las personas pueden acceder a las páginas de tu sitio web.

Editar estos enlaces ayuda al usuario a saber de qué trata la página a la que dará click. Además, le facilita el trabajo a Google porque entenderá de qué va esa sección.

Una táctica muy importante es que, cuando edites estos campos, coloques en ellos la palabra clave principal de cada página.

También es indispensable que agregues redirecciones cuando sea necesario, para que alguien que llegue por un enlace antiguo no aterrice en una página sin contenido.

Elimina contenido duplicado de artículos o páginas

blank

A veces, en la generación de contenido, es normal que varias páginas traten temas iguales o similares.

Esto ocasiona un conflicto para rankear en Google, pues dos páginas de la misma web están compitiendo entre sí.

Por ello, debes combinar toda la información referente a un tópico en el mismo lugar para evitar la canibalización. 

Evalúa cuál de las dos páginas tiene más tráfico. Si ninguna de las dos tiene, quizás es porque no están indexadas o posicionadas. En ese caso, dale prioridad a la que tenga más contenido valioso.

¡No olvides agregar redirecciones después de que elimines una de tus páginas!

Agrega data estructurada a tus páginas y productos (si tienes un e-commerce)

blank

Añadir data estructurada a tu sitio web puede mejorar tu posición en un motor de búsqueda porque te permite reforzar casi cualquier tipo de contenido en Google.

Si tienes un comercio electrónico, puedes indicar con esta herramienta las características específicas de un producto: precio, marca, fabricante, país de origen, color…

Sin embargo, también puedes agregar data estructurada a recetas, procedimientos, preguntas frecuentes, noticias y mucho más.

Elimina posible contenido duplicado por conflictos de idiomas

blank

Si quieres versiones de tu sitio web en otros idiomas, tu contenido puede aparecer duplicado a los ojos de Google.

Para esto te recomendamos que agregues la etiqueta hreflang. 

Esta etiqueta le permite a Google entender el enfoque geográfico de tu sitio web, mostrándole la versión adecuada al usuario según su geolocalización y su idioma.

Ten cuidado en este paso. Si quieres agregar un idioma usa un plugin o pide ayuda a un desarrollador web.

Chequea que tu sitio web, luego de los cambios, se vea bien en cualquier dispositivo

blank

Es importante la adaptabilidad de tu sitio web en distintos dispositivos. Debe ser práctico y cargar perfectamente en tablets, celulares y laptops por igual. 

La optimización depende tanto del contenido y organización de la información, como de escoger correctamente los servicios técnicos que sostienen tu web.

La mayoría de los CMS −sistemas de gestión de contenidos con los que se crean los sitios web− se encargará de esto automáticamente, pero no dejes de chequear.

Genera un nuevo sitemap e indéxalo en Google

blank

Indexar una web significa hacerla visible para los motores de búsqueda.

Para esto debes crear un sitemap, es decir, lo que le va a indicar a Google cómo están organizadas todas las páginas de tu sitio web y cómo se relacionan entre sí. 

Luego de hacer ediciones masivas o significativas, indexar un nuevo sitemap agiliza el proceso en el que Google registrará estos cambios y los comenzará a mostrar a los usuarios.

blank

¡Vaya, vaya!

Has construido (o remodelado) una casa.

Ahora ha llegado una de las partes más elementales: los servicios básicos.

Un hogar, sin luz o agua, no será un lugar habitable para ti ni tus visitantes.

Consigue a los mejores proveedores de servicios y haz que este sea un espacio muy cómodo del que nadie quiera marcharse.

También puedes aprovechar la ocasión y comprar muebles, repisas, obras de arte… todo aquello que agregue valor a tu casa.

El marketing de contenidos es un factor fundamental al posicionar un sitio web orgánicamente en los buscadores.

Estudia las tendencias sobre la industria de tu empresa

blank

Crear contenido que se posicione en Google no es un trabajo que pueda hacerse a ciegas.

Antes de comenzar a escribir artículos o grabar videos, estudiar el mercado es un paso imprescindible.

Conocer los puntos de interés de los clientes sobre tu producto o servicio y tener una idea de hacia dónde va la industria te permitirá crear contenido que sea encontrado, leído y compartido.

Desarrolla un plan de contenidos para cubrir los tópicos más importantes del mercado

blank

Luego te tener los temas claros, debes poner en blanco y negro los objetivos de cada pieza de contenido a producir.

Con un plan de contenidos, esta tarea será mucho más sencilla.

Esto te ayudará a saber qué preguntas cubrir en cada artículo, la audiencia a la que cada formato de contenido estará dirigida, y cómo abordar las preguntas para que satisfagan la intención del usuario.

Realiza una investigación de palabras clave para cada artículo que vayas a publicar

blank

Con el esqueleto o outline del artículo listo, realiza un análisis de palabras clave profundo que gire alrededor de las preguntas principales a responder en el texto.

Esto te ayudará a descubrir posibles consultas que no habías considerado abarcar en la pieza, además de garantizar que usarás las palabras adecuadas para titular y empacar tu texto.

Escribe tus artículos siguiendo las mejores prácticas SEO

blank

Una vez seleccionadas las palabras clave, debes procurar incluirlas en el título y empaque de tu artículo.

Sin embargo, escribir un texto para que se posicione en Google va mucho más allá: también debes incluir la respuesta del artículo inmediatamente después del título, cuidar la longitud de los párrafos, entre otros factores.

blank

Una casa vacía no es de mucha diversión.

Debes animar a todos para que vean el increíble trabajo que has hecho.

No seas tímido e invítalos a pasar un rato por tu hogar.

Aunque posicionar una web en Google persigue conseguir tráfico orgánico, también influye la visibilidad que tengas en otros sitios y plataformas.

Promociona tu contenido en redes sociales y en los emails de tu empresa

blank

Muchas veces, las personas subestiman la auto-promoción y consideran que siempre será vista como molesta o invasiva.

Si bien el outbound marketing como estrategia de publicidad es percibida de esta manera, compartir tus contenidos desde el interés de ayudar a tu comunidad tiene el efecto contrario.

Es importante que, para que esta estrategia sea positiva, primero ofrezcas mucho valor en tus redes sociales y correos electrónicos.

De esa manera, cuando pidas a cambio que visiten tu web para ampliar la información de un tema, la impresión será la deseada.

Recomienda tus artículos a sitios que puedan resultarles relevantes

blank

Tus artículos, tras todo el esfuerzo que les has puesto, son textos completos que muchos sitios web quisieran citar como fuente externa.

El trabajo aquí consiste en presentarle a esos dueños de blogs y sitios web cuán valioso es tu contenido, para que lo tomen en consideración y lo agreguen como referencia si lo encuentran útil.

Redacta una plantilla de correo con espacios abiertos a la personalización y difunde tus piezas entre voces autorizadas de la industria.

Escribe sobre el tema de tu especialidad en sitios web más populares que el tuyo

blank

Para ganar visibilidad en Internet, un atajo efectivo es el guest-blogging.

Este término quiere decir que tú, como experto, escribirás en el sitio web de alguien cuyo reconocimiento es superior al tuyo.

El dueño de la plataforma se beneficiará de tu contenido, pues le generará tráfico, y tú tendrás la oportunidad de promocionar tu sitio web ante una audiencia interesada en el tema.

Crea una cuenta en Google My Business

blank

Una vez que tienes la atención de una persona que te consiguió a través Google, es vital tener bajo control los resultados que se muestran en el buscador tras la consulta del nombre de tu marca.

Ahora, en lugar de “mejores zapatos deportivos”, este usuario irá a la barra de su navegador y escribirá “Nike”.

Contar con fotos, reviews, información de horarios y medios de contacto actualizados en Google My Business sumará puntos a tu presencia online.

blank

La parte más complicada ha terminado.

Inauguraste tu casa por lo alto, has recibido muchas visitas y lo que resta es garantizar que así sea constantemente.

Recoge los platos sucios y dale más protagonismo a ese cuadro del que todos hablaron al llegar.

Mientras más atención prestes a los detalles, más exponenciales serán los resultados en la optimización continúa y el mantenimiento de tu web.

No olvides que, después de alcanzar la primera página de Google, quedarte ahí es la clave para posicionar tu web a través del tiempo.

Revisa las estadísticas de Search Console para tus artículos y páginas

blank

Aunque todos los esfuerzos que has realizado hasta ahora están sostenidos en un análisis previo, nada te ayuda a maximizar resultados como ajustar sobre la marcha.

En Google Search Console, puedes dirigirte a la sección de Rendimiento y ver con qué consultas has tenido más visibilidad en la página de resultados del buscador, así como cuáles te han generado tráfico.

Con esta información, tendrás un vistazo bastante preciso sobre cambios a realizar para que tu contenido coincida exactamente con aquello que las personas ya están buscando.

Utiliza herramientas de mapas de calor gratuitas para entender el comportamiento de los usuarios en tu web

blank

Ya mejoraste la organización de tu web para que fuese sencilla e intuitiva.

Cambiaste botones, agregaste textos donde eran necesarios y seguiste las mejores prácticas para que tu web fuera agradable tanto en computadoras como en dispositivos móviles.

Ahora es el momento de comprobar qué partes de tu web son más llamativas para los usuarios y cuáles no están cumpliendo el objetivo necesario.

Con ayuda de un mapa de calor, escanea tu web para saber qué enlaces reciben más clics, en dónde se detienen más tiempo los usuarios e incluso hasta dónde deslizan, en promedio, dentro de cada página.

Conclusión: ¿Cómo posicionarte en Google?

Construir o repotenciar un sitio web para que se posicione en Google es un proceso que debe realizarse con una estrategia clara y paciencia bajo la manga para esperar los resultados.

Debe partir de un análisis para conocer el terreno, es decir, el estado actual del sitio web (si existe) y de la competencia.

Luego, con los hallazgos de esa investigación, se trabaja en el empaque del sitio y en mejorar aspectos de la experiencia de usuario dentro de él.

Esto te preparará para atraer muchas visitas en la siguiente etapa: la creación de contenido.

Los artículos optimizados correctamente que sean valiosos dentro de la industria vencerán indudablemente en el tiempo.

Con la promoción en redes sociales y en otras web de estos contenidos, se potenciarán las visitas al sitio y Google le dará incluso más relevancia.

Por último, hacerle un mantenimiento periódico a la web garantizará que siempre esté en su mejor versión para no ser superado por la competencia.

Si quieres que te ayudemos a llevar a cabo los pasos de esta checklist, haz click aquí.