Factores SEO: ¿Cómo posicionarse en el algoritmo de Google?

Existen más de 200 factores SEO en el algoritmo de Google, pero no es necesario que te los aprendas de memoria ni que estés pendiente de todos.

En este texto encontrarás los ítems más relevantes y cómo hacer para optimizar cada variable de forma práctica y veloz.

Si lees toda la guía y aplicas la mayoría de los consejos, incrementarás exponencialmente tu tráfico.

Guarda esta página en favoritos y ve poco a poco.

Tabla de contenidos

¿Cuál es y cómo funciona el algoritmo de búsqueda de Google?

Al momento de posicionar el sitio web de tu compañía, marca personal o emprendimiento en la primera página de Google, conocer cuáles son los factores que analiza el buscador para hacer sus rankings es fundamental.

Si sabes qué le importa al profesor, podrás colocar mejores respuestas.

De la misma manera, si conoces a profundidad qué es relevante para el algoritmo de Google, estarás en capacidad de trazar una estrategia para cumplir a cabalidad cada uno de sus lineamientos.

Las fórmulas y las metodologías exactas que utiliza el buscador más relevante del mundo conforman información clasificada a la cual nadie puede acceder.

Sin embargo, hay cierto consenso en la industria SEO en cuanto a que existen alrededor de 200 factores de posicionamiento.

El mejor artículo con relación a ese tema fue el que escribió Brian Dean en inglés y que después ha sido traducido por varios sitios en Internet.

La intención del texto que estás leyendo, no obstante, no es detallar uno a uno cada factor de posicionamiento, sino explicar, de manera clara y concisa, cuáles son los aspectos más importantes que debes cuidar y qué puedes hacer para optimizar cada uno de ellos.

A lo largo de esta pieza encontrarás ítems que no necesariamente forman parte del algoritmo de Google, pero que sí están muy correlacionados con que a tu sitio web le vaya bien en el buscador.

Si sigues estas prácticas, sí o sí triunfarás en Internet.

Factores SEO: ¿Cómo posicionar una página web?

A continuación explicaremos, según las enseñanzas de los maestros Cyrus Shepard, Rand Fishkin y Brian Dean, aunado a nuestra propia experiencia y las mejores prácticas del mercado, los factores de posicionamiento más importantes para conquistar la primera página de Google.

Las variables están divididas en 5 grandes áreas:

  • Calidad del contenido.
  • Autoridad de dominio.
  • Links.
  • Técnico (on-page).
  • Diseño.

Al final de cada ítem encontrarás un consejo práctico para que lo apliques en tu sitio web.

Calidad del contenido

Calidad del contenido

Lo más importante para Google es que tu contenido responda las preguntas y resuelva los problemas de los usuarios.

Si logras hacer eso con un estilo único, tendrás parte del camino ganado.

¿Qué factores SEO influyen en la calidad del contenido?

Responder a consultas reales (keywords)

A pesar de que el algoritmo de Google haya evolucionado muchísimo durante la última década, todavía es sumamente importante que utilices en tus textos palabras clave.

De nada sirve que escribas un muy buen contenido si nadie lo va a encontrar.

No sólo debes producir piezas atractivas, útiles y valiosas, sino que en esos artículos tendrás que incorporar las frases con las que tu audiencia objetivo realiza consultas en Google.

En un estudio muy completo, Brian Dean determinó que la mayoría de los contenidos que se posicionan en la primera página tienen en el title tag la keyword exacta para la cual rankean.

Consejo:

Realiza una investigación de palabras clave para que puedas determinar cómo está buscando la gente lo relacionado con tu empresa, tu industria, tus productos y tus servicios.

Satisfacer la intención del usuario

No basta con escribir textos que contengan las palabras clave con las que deseas posicionarte.

Además de ello, debes asegurarte de que tu contenido responda a la intención del usuario.

¿Qué quiere decir esto?

Como explicamos en nuestro artículo ¿Qué es el SEO?:

Si alguien busca en Internet “Definición de democracia” es probable que quien esté detrás de esa consulta sea un estudiante que quiera completar una tarea.

Su objetivo es saber.

Entonces, si quieres resolverle ese problema, si deseas producir un artículo que aparezca bien arriba en Google para ese tipo de búsqueda, tendrás que explicar ese concepto de la manera más estructurada posible y, además, deberás agregar la perspectiva de varios académicos de renombre, así como recomendar libros relevantes en la materia.

Consejo:

Intenta ponerte en los zapatos del usuario: ‘¿Qué problema quiere resolver? ¿Qué pregunta quiere responder?’.

Aunado a ello, haz búsquedas con las palabras clave con las cuales quisieras rankear y ve qué está posicionado Google en la primera página de resultados.

El buscador es muy bueno leyendo la intención del usuario.

Por ejemplo:

Si para determinada frase Google está ubicando en las primeras posiciones a artículos en formato de listas, significa que las personas disfrutan ese tipo de contenido para esa consulta en particular.

Entonces, en resumidas cuentas: compórtate como consumidor, para luego pasar al puesto de vendedor.

Originalidad

¿Cómo te diferencias frente a tanta competencia? ¿Qué tienes tú que no tenga el otro? ¿Por qué Google debería ponerte de primero?

Para llegar a lugares donde nadie ha llegado, tendrás que hacer cosas que nadie ha hecho.

Consejo:

Como explicamos en nuestra Guía para hacer contenido SEO, existen tres maneras de producir un contenido original:

Exponer el tema de manera creativa, sencilla y sustentada.

Ofrecer información exclusiva y contenido inédito.

Usar la voz y el estilo de tu marca para diferenciarte drásticamente.

Frescura

Dependiendo del tipo de consulta y del tópico, Google suele premiar a los textos recientes.

Además, al buscador también le gusta que los creadores de contenido actualicen constantemente sus artículos.

Esto es así porque la empresa de California sabe que mucha de la información que se comparte en Internet puede caducar de un día para otro.

Por lo tanto, procura que tus contenidos estén frescos, para que no les des de probar a los usuarios algo vencido.

Consejo:

Una vez al año, revisa todo lo que tengas colgado en tu sitio web y haz ajustes estratégicos.

Cambiar la fecha de tus contenidos y poner el año actual en los títulos puede ayudarte a conseguir muchas más visitas.

Reputación del autor: Experiencia, autoridad y confianza (EAT)

Como veremos más adelante, el algoritmo no sólo evalúa el producto, sino que también analiza cuál es la marca que está detrás de él.

Es decir, no sólo importa que tengas un buen contenido: es vital que seas una persona con experiencia y autoridad en ese tópico.

Consejo:

Produce información fidedigna, gánate el respeto de tu industria con trabajo de calidad y publica en medios de comunicación con los que puedas obtener exposición.

Recuerda, además, que para construir una buena reputación en el mundo online es muy probable que debas hacer algo realmente valioso en la vida real.

¿Eres médico? Continúa tus estudios y produce papers académicos.

¿Te graduaste de arquitecto? Diseña planos cada vez mejores.

¿Tienes título de periodista? Escribe las crónicas más atractivas de la industria.

Haz cosas que impacten positivamente a tu entorno y lo demás llegará por añadidura.

Debajo de cada contenido, coloca una pequeña biografía del autor y agrega un hipervínculo que vaya a una página donde se detalle tu currículo o el de la persona que haya producido el texto.

Uso de imágenes y videos

Debido a su funcionamiento, el formato más idóneo para posicionarte en Google es el de texto (el buscador no lee con precisión lo que está dentro de imágenes o videos).

No obstante, añadir material audiovisual a tus contenidos puede mejorar la experiencia de tus usuarios y, por consiguiente, optimizar tu posición promedio en la página de resultados.

Consejo:

Complementa lo que escribas con diseños atractivos (infografías, imágenes inéditas, mapas conceptuales).

Convierte todos tus textos en videos y luego insértalos en tus entradas.

Eso es parte de lo que hemos hecho con el canal de YouTube de Pencil Speech.

Profundidad

Si cubres la totalidad de un tema, el usuario no tendrá que regresar a la página de resultados de Google para seguir investigando sobre él.

Además, como en tu artículo atacarás varias vértices de un tópico, tu contenido se posicionará para decenas (o incluso centenas) de palabras, puesto que todos los subtítulos rankearán por su cuenta.

Si tocas un asunto a profundidad, también es probable que esa pieza de información sea valiosa durante muchísimo tiempo, razón por la cual recibirás un tráfico elevado sin la necesidad de estar produciendo nuevos textos a cada rato.

Brian Dean determinó que ese tipo de textos supera con creces a los demás. Aunado a ello, confirmó que los sitios web que retienen durante mayor tiempo al usuario suelen rankear por encima de los que no logran mantener la atención del visitante.

Aumentar 3 segundos el tiempo de retención podría llevarte a subir una posición en la página de resultados.

Por otro lado, en su extensa guía sobre el algoritmo de Google, Neil Patel afirmó que antes de la actualización Panda el contenido poco profundo solía rankear muy bien. Hoy en día pasa todo lo contrario.

Olvídate de de producir articulitos escuetos con la intención de posicionarte.

El texto promedio que se ubica en la primera página de Google contiene 1.447 palabras (fuente).

Consejo:

Haz búsquedas en Google para determinar todas las preguntas que la gente está haciendo alrededor del asunto del cual tú vas a escribir.

La caja de Preguntas relacionadas y la sección de Búsquedas relacionadas te aportarán luces de los subtítulos que deberían estar dentro de tu contenido.

Preguntas relacionadas en GoogleBúsquedas relacionadas en Google

Calidad del contenido suplementario

En sus lineamientos, Google señala la importancia de que el texto central de una página esté acompañado por información que sea útil para el usuario, en vez de fastidiar al consumidor con, por ejemplo, anuncios publicitarios que no tengan que ver con sus intereses.

Consejo:

Agrega a cada una de tus páginas una buena navegación que incluya accesos fáciles y directos hacia las demás secciones de tu sitio web.

Añade tus productos más vendidos o tus artículos más leídos en lugares estratégicos, para que tengan mayor visibilidad y, por ende, un número más elevado de visitas.

Uso de contenido semántico

¿Cuáles son las palabras o frases relacionadas con el tópico principal de tu artículo?

Si tu texto trata sobre una laptop, es normal que el usuario y Google esperen encontrar términos como:

  • Modelo.
  • Procesador.
  • Memoria RAM.
  • Disco duro.
  • Pantalla.

El contenido semántico es en lo que se basa Google para, por ejemplo, saber cuándo un artículo sobre «Madrid» se trata de la ciudad y cuándo se trata del equipo de fútbol.

Algunos conceptos de SEO avanzado que debes tener en cuenta:

1.- TF*IDF: es una fórmula que utiliza Google para determinar la relevancia de una pieza de contenido según la consulta que haya hecho un usuario.

TF significa term frequency (frecuencia del término) y hace referencia a qué tanto se repite una palabra en un documento.

IDF significa inverse document frequency (frecuencia inversa del documento) y hace referencia a qué tan común es una palabra en los resultados de búsqueda de Google.

¿Cómo se traduce esto en la práctica?

Por ejemplo:

El término «Memoria RAM», la palabra ‘RAM’ es mucho menos común que ‘Memoria’.

Por lo tanto, si Google tiene que decidir entre un texto que sólo tenga la palabra Memoria vs. otro que sólo contenga la palabra RAM, es probable que se decida por el segundo.

2.- LDA (Latent Dirichlet Allocation o Asignación Latente de Dirichlet): es un modelo que le ayuda a Google a contextualizar un contenido y saber cuándo debería mostrarlo para el usuario.

El buscador cada vez tiene mayor pericia a la hora de identificar qué queremos realmente encontrar.

Por ejemplo:

Rand Fishkin utiliza una gran analogía con la consulta “The Stones”.

Cuando alguien hace esa búsqueda, Google sabe que los contenidos que debe rankear son aquellos que incluyan palabras como Mick Jagger o Keith Richards y no aquellos textos que contengan los términos rubí o esmeralda.

El buscador sabe eso porque establece que “The Stones” tiene una conexión mayor con la banda de rock que con los tipos de roca.

Por lo tanto, no importa que en tu texto de rubíes y esmeraldas menciones 5.000 veces el término “the stones”, pues Google pondrá a la banda primero cuando la gente coloque ese término en la casilla de búsqueda.

3.- Co-Occurrence (Co-Ocurrencia): esta medición determina qué términos aparecen juntos normalmente.

Siguiendo con el ejemplo anterior, Google supo que “The Stones” era la banda porque la frase aparece muchas veces al lado de ‘Mick Jagger’, ‘rock’ o ‘concert’.

Consejo

Utiliza en tus contenidos los términos y frases que estén íntimamente relacionados con el tópico central que estés tratando.

Recuerda que si abordas todas las artistas de un tema el buscador te premiará con mejores posiciones, porque asumirá que tu artículo proporciona el contexto suficiente para satisfacer al usuario.

Legibilidad

No sólo importa el fondo (lo que quieres comunicar), sino también la forma (cómo lo estás comunicando).

Si lo que escribes no llega a ser entendido por tu público objetivo, tu esfuerzo no servirá de nada.

Consejo:

En Redacción de textos SEO: ¿Cómo escribir un artículo para blog? explicamos 5 claves:

1.- Utiliza palabras sencillas y oraciones cortas.

2.- Escribe como hablas. La mayoría de las personas que están buscando una información en Google no quieren complicarse con un texto súper académico.

3.- Separa grandes párrafos para evitar toletes inmensos de información.

4.- Utiliza una fuente y un tamaño de letra que faciliten la lectura (Verdana, Arial o Raleway).

5.- Mientras más espacio blanco tenga tu sitio web, mejor.

Realmente correcto

Google se ha preocupado en los últimos años de no rankear sitios web que estén presentando una información incorrecta.

Al buscador le interesa que lo que esté planteado en un contenido sea verdad, para prevenir que el usuario cometa un error al momento de tomar una decisión en su vida.

Por ello, en su ‘Quality Raters Guidelines’, Google afirma que las páginas que ofrezcan una información desacertada serán tachadas como de baja calidad y podrían ser penalizadas.

Consejo:

Verifica lo que publicas.

Comprueba con fuentes confiables.

Click-through rate (CTR)

¿De qué sirve estar en la primera página de Google si nadie pincha en tu contenido?

El click-through rate es el porcentaje de clicks que recibe una sección de tu sitio web con respecto a la cantidad de veces que ha sido vista en la página de resultados de Google.

A pesar de que no se sepa si es un factor de posicionamiento per se, sí está claro que tener un buen CTR hace que más personas entren a tu artículo, lo que está correlacionado con mejores rankings.

Consejo:

Optimiza tus títulos SEO (title tags).

Mejora tus descripciones (meta tags).

Conquista la posición cero.

Autoridad de dominio

Autoridad de dominio

Google evalúa, por encima de muchas cosas, la reputación que tengas en Internet.

Al buscador le interesa tanto QUÉ se diga, como QUIÉN lo esté diciendo.

De la misma forma que pasa en la vida real, para que te presten más atención en la web deberás construir una reputación sólida.

Si crías buena fama, luego podrás acostarte a dormir tranquilo, puesto que el respeto que te has ganado trabajará para ti.

¿Qué factores SEO influyen en la autoridad de dominio?

Autoridad general

No puedes llegar a Google y proclamarte como una marca respetada en tu industria de un día para otro.

Aún cuando en el mundo offline tengas años trabajando alrededor de un tema, en el buscador más importante del mundo deberás trabajar por construir ese prestigio.

Debes lograr que tu sitio web sea un centro de conocimiento, un espacio de aprendizaje, un lugar útil.

Luego, tendrás que esperar a que se corra la voz.

De esta manera, muchas visitas caerán y otras empresas te recomendarán en sus sitios web.

Consejo:

Escribe contenido valioso para tus usuarios (potenciales clientes, proveedores, colegas) y establece canales de distribución que te aseguren que tus textos van a ser leídos por el público al cual estás apuntando.

Al aplicar el resto de tácticas que mencionaremos en esta guía, tus artículos se posicionarán en Google y, si son buenos, construirás una reputación importante en Internet.

Personalización

Dependiendo de tu comportamiento previo en el buscador y tu necesidad actual, Google escoge (personaliza) cuáles son los mejores resultados para ti.

Si antes has visitado un sitio web y te has quedado mucho tiempo allí, es muy probable que el algoritmo lo ponga bien arriba cuando consultes algo relacionado con lo que ofrece ese portal.

La personalización también tiene que ver con, por ejemplo, tu ubicación.

Si estás haciendo una consulta porque quieres comprar algo para cenar, Google te ofrecerá en sus resultados a los restaurantes que estén más cerca de ti (y que tengan delivery).

En resumen: dependiendo de quién seas y dónde estés, qué hayas hecho antes y qué quieras hacer ahora, el buscador arrojará lo que considere más útil en ese momento.

Consejo:

Procura que las personas que visiten tu sitio web satisfagan su necesidad y se involucren contigo como marca.

Mientras más tiempo inviertan en ti, más oportunidades tendrás de aparecerles de nuevo en el buscador.

Por otro lado, si eres un negocio local, asegúrate de que tu empresa esté registrada en Google My Business, que salga en Google Maps y que la información NAP (nombre, dirección y teléfono) esté a la vista del buscador y de tus potenciales clientes.

Por último, utiliza en tus títulos y descripciones la ubicación en la que te encuentras.

Autoridad en el tópico

No es lo mismo que ESPN escriba sobre medicina a que lo haga sobre deportes.

En el primer caso, a pesar de que estamos hablando de un medio de comunicación con muchísimo prestigio, a ESPN no le va a ir tan bien en Google, pues está tocando un tema en el cual no es una voz autorizada.

El buscador sabe a qué te dedicas y qué tanta experiencia tienes en ese asunto.

Consejo:

Escribe sobre aquello en lo cual tu empresa es especialista.

Escoge un tópico bien definido —mientras más específico mejor— y dedícate a redactar artículos profundo y detallados sobre esa materia.

Volumen de búsquedas con el nombre de marca

ESPN es sinónimo de deportes.

CNN es sinónimo de noticias.

YouTube es sinónimo de ver videos online.

Trabaja para que el nombre de tu empresa esté relacionado en la mente del usuario con algún tópico en específico.

De esa forma, cuando las personas quieran buscar algo sobre ese tema pondrán directamente el nombre de tu compañía en el buscador.

Por ejemplo: nuestro objetivo es que cuando la gente quiera averiguar algo de SEO coloque Pencil Speech en Google.

Consejo:

Sé la vaca púrpura:

De todo el contenido que hay en Internet sobre el tema de tu empresa, ¿cómo podrías diferenciarte?

La idea es que tu sitio web cubra un tópico de forma tan particular y completa que la gente se enamore de la manera en la que abordas ese asunto y quiera volver cada vez que tenga una duda relacionada con él.

Edad del dominio

Google ha informado que la edad del dominio no es directamente un factor de posicionamiento.

No obstante, tener un sitio web antiguo sí está correlacionado con mejores puestos en el buscador.

Como la reputación (links) no se gana de un día para otro, tener varios años en el mercado debería ayudarte a conseguir más referencias positivas en tu industria.

Además, Google sí toma en cuenta en su algoritmo la fecha en la que archivó tu sitio por primera vez.

Consejo:

No esperes más y compra tu dominio para diseñes tu web.

Reputación del negocio y del sitio

El buscador presta bastante atención a qué comentarios (reviews) está dejando la gente en tu sitio web o en tu cuenta de My Business.

Además, Google ha mencionado que también está muy pendiente de cómo es la atención al cliente de cada empresa en el mundo real.

Por lo tanto, preocúpate no sólo por cómo te ves online, sino también por lo que haces offline.

Consejos:

Da una buena atención al cliente.

Ofrece una experiencia de usuario de primer nivel.

Pídele a tus visitantes que dejen una pequeña valoración de tu producto o servicio.

Movimiento / engagement en redes sociales

Si te va bien en redes sociales, tu empresa sentirá el impacto de forma positiva.

Tu marca llegará a más personas, el número de usuarios que habla sobre tus productos y servicios aumentará y tus contenidos tendrán mayor alcance.

La redes sociales, como bien dijo GaryVee en Crush It, son una especie de boca a boca, pero en esteroides.

Si haces las cosas de forma correcta, si te preocupas por nutrir a tu comunidad con contenido, las personas usarán sus plataformas para hablar de ti y tus bondades.

Consejo:

Si quieres triunfar en las redes sociales, no vendas.

Crea una comunidad alrededor de los tópicos que cubre tu empresa y aporta valor hasta el cansancio.

En Pencil Speech, tenemos un artículo sobre la mejor estrategia de contenidos en redes sociales y ahí explicamos, paso a paso, qué debes hacer para generar impacto.

Links

Links

Para ganar reputación y respeto requieres votos de confianza. Necesitas que las voces autorizadas de la industria en la que te desenvuelves afirmen que tú eres bueno en lo que haces.

Para medir esto, Google se fija en los links.

Si muchas empresas, instituciones educativas y entes gubernamentales sostienen que tu contenido es bueno y enlazan hacia tu sitio web, el buscador no tendrá otra opción que darte ese visto bueno y premiarte con mejores posiciones en la página de resultados.

¿Qué factores SEO influyen en los links?

Calidad y cantidad de los enlaces

Mientras más sitios de renombre enlacen hacia tu web, mejor.

Ahora, la calidad de esos links puede varias según los siguientes factores:

Autoridad: no es lo mismo un enlace de The New York Times que uno de Pedrito Pérez.

Ubicación: no es lo mismo un enlace en el home que uno en una sección del sitio web a la que sea muy difícil llegar.

Texto ancla: no es lo mismo que pongan el link en una frase que hable de tus bondades (por ejemplo: “La mejor tienda de ropa”) a que lo hagan sobre un simple “aquí”.

Autenticidad: Google tiene mecanismos para ver si el enlace que te ganaste vino de una especie de intercambio comercial o si sencillamente te lo ganaste por que tu contenido es muy bueno.

Las páginas con muchos enlaces entrantes se ubican por encima de las páginas que no tienen tantos. De hecho, Brian Dean dice que el resultado #1 en Google tiene un promedio de 3.8x más backlinks que las posiciones #2 – #10.

Consejo:

Crea contenido que valga la pena citar, mencionar, repostear.

Hacer textos únicos, relevantes y creativos hará que más y más personas quieran compartir esos artículos en sus sitios web.

Hacer infografías o estudios inéditos sobre temas relevantes para el momento te llevará a conseguir muchos links de calidad (grandes medios y voces de la industria).

Confianza de los enlaces

En el SEO de hace 15 años, muchas personas creaban cientos de sitios web para poner links que fuesen hacia el portal que quisiesen posicionar.

De ahí vino el término granja.

Esto, por supuesto, fue considerado una mala práctica y Google empezó a penalizar a los responsables.

Por ello, busca que los enlaces que ganes sean auténticos, genuinos y cumplan con las normas del buscador.

No le pagues a nadie para que ponga un link de tu sitio web en su portal.

Consejo:

No compres enlaces ni crees sitios web fantasmas para ganar links.

Deja que las referencias a tu portal lleguen como consecuencia del gran trabajo que estás haciendo.

Relevancia de los enlaces

Si escribes sobre medicina, vas a querer que los sitios web que enlacen hacia tu portal sean de doctores o de centros de salud (clínicas, hospitales, ambulatorios).

Recordemos que para convertirte en una voz autorizada en tu campo necesitas que ese mismo campo te apruebe.

Consejo:

Crea recursos que esas instituciones puedan utilizar.

Haz relaciones públicas. Conecta con organizaciones con las que puedas formar un lazo en la que ambas partes se nutran.

Enlaces internos hacia sitios web de renombre

No sólo importa los links que recibas, sino también los que das.

Si citas fuentes confiables de información, si mencionas a voces autorizadas en tus contenidos, Google te premiará.

Consejo:

¿Quiénes son los nombres más respetados de tu industria? En marketing, por ejemplo, Seth Godin es una figura de referencia. Los mismo puede decirse de Rand Fishkin en el mundo del SEO.

Identifica los apellidos y las marcas más valiosas de tu industria y hazle saber a tus consumidores que gran parte de tu trabajo está respaldado en sus aportes.

Velocidad en la que estás recibiendo los enlaces

Si uno de tus textos está recibiendo muchos enlaces últimamente, Google puede inferir que esa pieza de contenido es relevante para el momento.

Por lo tanto, te premiará con mejores puestos en la página de resultados.

Esto tiene que ver con el factor Frescura, mencionado más arriba.

Consejo:

Actualiza tus contenidos constantemente: añade descubrimientos, ponlos al día con las mejores prácticas, suma imágenes o videos que complementen lo escrito.

Redacta piezas que no pierdan relevancia con el tiempo, artículos que sirvan hoy, mañana y durante los próximos 10 años.

Aspectos técnicos

Aspectos técnicos (on-page SEO)

Aunque sumamente inteligente, Google no deja de ser un robot.

Por tal razón, hay un puñado de elementos técnicos (unos más complejos que otros) que deberás cuidar para que el algoritmo entienda qué hacer con tu sitio web.

¿Qué factores influyen en el SEO Técnico?

Uso de palabras, frases y tópicos relevantes

A pesar de que refine su algoritmo año tras año, Google todavía se comporta como una máquina.

El buscador es un robot que funciona enviando unas arañas a registrar todos los contenidos que están publicados en la web.

Cuando esas arañas lleguen a tu sitio, debes asegurarte de que entiendan bien de qué se trata lo que haces.

Por ello, las palabras clave continúan siendo fundamentales.

Consejo:

Utiliza tu palabra clave en:

-El title tag (título de Google).

-El H1 (encabezado o título interno de tus páginas).

-La URL.

-El texto en general, pero sin abusar.

-Las imágenes (textos alternativos).

Recuerda emplear en tus contenidos frases y términos que estén relacionados con el tema central de tu artículo (contenido semántico).

Rastreable y accesible por los motores de búsqueda

De nada sirve que pongas palabras clave si le niegas a las arañas el acceso a tu sitio web.

Con un archivo robots.txt, tú puedes decidir qué quieres que Google ponga en su biblioteca y qué no.

Asegúrate de que no bloquees nada que quieras que sea rankeado.

Además, toma en cuenta lo siguiente:

Google sólo puede leer y entender el contenido que está en formato texto.

Por tal razón, como explicamos en SEO Técnico: ¿Cómo hacer que Google sepa de qué se trata tu página?, debes procurar que toda aquella información que tú desees que se posicione aparezca escrita.

Consejo:

Haz un rastreo de tu sitio para ver a cuánta información de tu portal Google está accediendo.

Una buena manera de saber cómo el buscador ve tu sitio web es con la extensión Web Developer.

Con esta herramienta, desactiva todos los estilos y luego ve tu portal.

Esa es la forma de saber qué está añadiendo Google a su biblioteca.

Además, para que el buscador sepa de qué tratan tus imágenes, utiliza el alt-text (texto alternativo).

Data estructurada

Aparte de lo que esté escrito en tu página web, tú puedes informarle cosas adicionales a Google para ayudar al buscador a rankear mejor tu sitio web.
Es decir, puedes informar que tu contenido es una receta o un libro, por ejemplo.

En nuestro texto sobre SEO Técnico: ¿Cómo hacer que Google sepa de qué se trata tu página? detallamos qué es lo que dice Google al respecto:

“La Búsqueda de Google realiza un gran esfuerzo para entender el contenido de una página. Puedes ayudarnos si incluyes datos estructurados en la página para brindar a Google pistas explícitas sobre su significado. Los datos estructurados son un formato estandarizado para proporcionar información sobre una página y clasificar su contenido; por ejemplo, en una página de recetas, serían los ingredientes, el tiempo y la temperatura de cocción, las calorías, etc”. (Fuente)

“Un resultado enriquecido puede incluir elementos de diseño, imágenes y otras funciones interactivas que podrían ayudar a que tu sitio se destaque más en los resultados de la Búsqueda. Usa datos estructurados en tu página para brindar información específica sobre su contenido y, de esa forma, mejorar el modo en que Google la interpreta y muestra sus resultados enriquecidos en la Búsqueda”. (Fuente)

No obstante, en el estudio de Brian Dean que hemos mencionado, la empresa Backlinko afirma que este no es un factor de posicionamiento per se.

Consejo:

Acá hay una lista de la data estructurada que ayuda a Google a mostrar la información correcta en la página de resultados.

En schema.org encontrarás varias etiquetas que puedes añadir a tus contenidos.

Y aquí tienes una herramienta de prueba de datos estructurados.

Certificado de seguridad (HTTPS)

Que la URL de tu sitio web tenga HTTPS al principio significa que cuenta con un certificado SSL.

Este certificado es, como explicamos en nuestro artículo sobre ¿Cómo crear una página web SEO?, una especie de escudo que asegura los datos de tu portal en un servidor y protege al sitio de posibles ataques.

Tener un certificado SSL le informa a Google que tu sitio es confiable y que tú eres quien dices ser (autenticación).

Consejo:

Revisa que tu URL empiece con un candadito.

Si no tienes un certificado de seguridad SSL, puedes adquirirlo con alguna de estas empresas.

Etiqueta hreflang para internacionalización

Si quieres que el contenido de tu sitio varíe según países e idiomas, deberás ponerle una etiqueta especial para que tu portal sepa cuándo mostrar cada tipo de información.

Esto es lo que dice Google al respecto:

“Si tienes varias versiones de una página en diferentes idiomas o dirigidas a regiones concretas, háznoslo saber. De este modo, la Búsqueda de Google puede mostrar a los usuarios la versión más adecuada de tu página según su idioma o región”.

Consejo:

Avísale a Google qué es lo que debería mostrar en su página de resultados.

Puedes hacerlo de tres formas, las cuales se explican acá.

URLs amigables

Tus URLs hablan mucho sobre ti porque indican qué tan ordenada tienes tu casa.

Pueden ayudarte a:

-Optimizar la experiencia de usuario (la persona podrá saber de qué trata la página a la que dará click).

-Facilitarle el trabajo a Google (el buscador conocerá de qué va esa sección de tu sitio).

-Mejorar tu ubicación en la página de resultados (aunque de poco peso, es un factor de posicionamiento).

-Aumentar la valía de los enlaces de tus páginas que aparecen en otros sitios web (a Google le interesa mucho qué diga la URL, para así determinar de qué tanta calidad es ese link).

Tener URLs cortas está correlacionado con mejores posiciones en el buscador (fuente).

Consejo:

Modifica la estructura de tus URLs para que:

-La palabra clave aparezca en ellas.

-En tu sitio no hayan tantos niveles de profundidad. Es decir: es preferible www.empresa.com/ropa a www.empresa.com/tienda/mercancía/nacional/ropa.

Estos cambios puedes hacerlos en dos lugares dentro del administrador de tu WordPress:

-En la pestaña de ‘Ajustes’ (click a ‘Enlaces permanentes’).

-En cada Entrada o Página nueva (justo debajo del título, podrás modificar la dirección de esa página).

Robots

Así como te interesa que Google pueda rastrear la mayor parte de tu sitio web, a veces te va a convenir que el buscador no archive ciertas páginas, debido a que no tienen relevancia.

Esto puede pasar con páginas:

-Administrativas.
-Para usuarios premium o personal de la empresa.
-Con información privada.
-De escaso valor.
-Con contenido duplicado.

Consejo:

Plugins como Yoast SEO te permiten seleccionar en cada página la opción de habilitar o deshabilitar la presencia de ese contenido en los buscadores.

Por ejemplo:

En Pencil Speech quisimos cambiar las páginas de autor por defecto que traía nuestro tema de WordPress. Entonces, creamos una nuevas e hicimos que las otras desaparecieran del buscador.

Sitemaps

Un sitemap es un plano de tu web. Al crearlo, le facilitas a Google el rastreo de tu sitio. Si tu portal fuese un apartamento, el buscador ya sabría dónde están los baños, dónde están las habitaciones y dónde queda la sala.

Consejo:

Crea un sitemap y súbelo a tu Search Console.

El plugin Rank Math puede hacer el mapa del sitio por ti.

Ubicación del servidor

Al igual que la etiqueta hreflang, la ubicación de tu servidor te permitirá ganar mayor visibilidad en el territorio donde esté alojado.

Consejo:

En tu proveedor de hosting, ingresa a los detalles de tu cuenta y ve dónde se encuentra alojado tu servidor.

Pide que cambien esa ubicación según tu preferencia y tu visión de negocios.

Diseño

Diseño SEO

Si bien es cierto que Google es un robot, no podemos olvidar que trabaja para satisfacer las necesidades de seres humanos.

Y a los seres humanos les gusta sentirse bien, les encanta deleitarse y saber que se preocupan por ellos.

Por ello, cuidar la experiencia de tus usuarios es un aspecto clave para que tus esfuerzos SEO sean realmente exitosos.

¿Qué factores SEO influyen en el diseño?

Adaptabilidad a múltiples dispositivos

Tu sitio web debe verse bien en la pantalla de una PC, una laptop, un celular, una tableta y cualquier otro dispositivo que pueda conectarse a Internet.

Consejo:

Si quieres ahorrar tiempo y esfuerzo, diseña tu portal en un gestor de contenidos como WordPress.

La plataforma se encargará de que tus páginas sean funcionales en cualquier contexto.

No obstante, igual deberás hacer pruebas y ajustar cosas en el camino.

Para mejorar el rendimiento en celulares, descarga un plugin de AMP (Páginas Móviles Aceleradas) para facilitar la lectura y aumentar la velocidad de carga de los contenidos de tu sitio.

Apariencia (maquetación y diseño) del sitio

La tarea, para aquellos que trabajamos en marketing, no es sólo cumplir, sino deleitar.

Las marcas que hacen la diferencia (Apple, Starbucks, Nike), más que ofrecer productos o servicios, enamoran al mercado.

Consejo:

En resumidas cuentas, tu sitio web debe ser agradable a la vista y debe ser muy fácil de utilizar.

No te compliques.

Sé único, pero, al mismo tiempo, sigue las convenciones del mundo web.

Estructura de las páginas (textos y artículos)

Como siempre decimos: en Internet, los usuarios no leen, sino que escanean.

Por lo tanto, la forma en la que presentes la información es casi tan importante como la información en sí.

Consejo:

Tus contenidos deben estar organizados con títulos y subtítulos.

Debes cuidar las jerarquías y hacer uso de cursivas, negritas, listas y tablas, cuando sea necesario.

Además, ten presente que lo más importante de cada texto, la idea central, debe estar en el primer párrafo.

Arquitectura del sitio

Como explicamos en nuestro artículo sobre SEO On Page: 7 pasos para aplicarlo [+ herramientas y caso de éxito]:

Principalmente, tu sitio debe ser muy intuitivo. No debes hacer pensar a los usuarios.

Ellos deben suponer cómo hacer cada cosa dentro de tu web y predecir, de manera sencilla, dónde está la información que ellos están buscando.

Consejo:

Haz una navegación simple: utiliza el header y el footer para facilitarle al visitante su paso a las diferentes secciones de tu sitio.

Organiza la información según tópicos y categorías. Conecta tus páginas con hipervínculos.

Deja breadcrumbs (migas de pan) que expliquen al usuario dónde está parado.

Breadcrumbs
Fuente: wpzita.com

Procura que toda tu información esté al alcance de no más de tres clicks.

Arquitectura de la información SEO

Paginación

Si un mismo contenido (artículo o sección de productos) cuenta con varias páginas, es importante dejarle eso claro al buscador.

Consejo:

En la parte derecha del editor de cualquiera de las secciones de tu sitio web, encontrarás una opción que dice ‘Atributos de Página’. Allí podrás indicar a qué contenido madre pertenece ese texto en particular.

Atributos de página

Por ejemplo:

¿Cómo hacer contenido para SEO? [Guía completa 2020 + PDF] es un contenido madre con cuatro hijos:

Redacción de textos SEO: ¿Cómo escribir un artículo para blog?
Títulos SEO y descripciones para atraer clientes [13 ejemplos]
SEO y experiencia de usuario: Consejos que elevarán tu tráfico.
SEO Técnico: ¿Cómo hacer que Google sepa de qué se trata tu página?

Más información sobre paginación, acá.

Velocidad

Tu sitio web puede ser hermoso y funcional, pero si no carga rápido es inevitable que pierdas visitantes que podrían haberse convertido en clientes.

Como mencionamos en nuestro artículo sobre SEO On Page:

Según Kissmetrics, 1 segundo de retraso en el tiempo de carga resulta en una pérdida de 7% en conversiones.

Por otro lado, en móvil, si reduces el tiempo de carga 1 segundo, tu tasa de conversión podría aumentar 27%.

No obstante, que tu sitio web sea rápido no quiere decir que vayas a rankear más arriba, tal y como afirma Brian Dean.

Por lo tanto, no es un factor de éxito a la hora de posicionarte, pero sí al momento de ofrecer una buena experiencia de usuario.

Consejo:

No utilices recursos pesados.

Descarga plugins que compriman la calidad de las imágenes.

Contrata un buen servicio de hosting para que los tiempos de respuesta del servidor no sean elevados.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Otros artículos que pueden interesarte

Ir arriba