Optimizar contenido SEO: 12 tácticas

Optimización contenido SEO: 10 tácticas para mejorar artículos

Tabla de contenido

¿Cómo optimizar contenido SEO?

10 Pasos para optimizar contenido SEO y mejorar el posicionamiento de tu web:

1. Buscar errores de indexación en Google.

2. Revisar en Google Search Console el rendimiento del contenido.

3. Cruzar consultas con muchas impresiones con aquellas que tengan posibilidades de subir de posición.

4. Elegir keyword madre objetiva y derivadas.

5. Revisar en el artículo los campos SEO principales.

6. Revisar la página de resultados de tu keyword objetiva.

7. Comprobar la viabilidad de las keywords escogidas (dificultad SEO): ¿hay mucha competencia? ¿Cuánta autoridad de dominio tienen las empresas que están rankeando? ¿Va de la mano con la intención del usuario que nos interesa?

8. Chequear enlaces externos e internos del sitio.

9. Optimizar el contenido SEO agrega las palabras clave escogidas y mejorar la experiencia de usuario.

10. Ajustar detalles técnicos (redirección y reindexación).

Si lo deseas, acá te dejamos un video resumen de las 10 tácticas:

Antes de optimizar nuestro contenido SEO, debemos entender una premisa principal: la optimización o los cambios que hagamos deben agregar valor y mejorar la experiencia de la persona que lo está consumiendo. 

Cambiar solo el empaque, enlaces o navegación no necesariamente mejorarán tu posicionamiento en la web. 

Bien ejecutadas, las tácticas anteriores pueden mejorar el tráfico de tu sitio hasta en un 411%. 

Esto fue exactamente lo que nos sucedió a nosotros [haz click acá si quieres ir directo al caso de estudio].  

Aumento de tráfico después de actualizar contenido

Aumento de tráfico después de actualización SEO de contenido
Aumento de tráfico después de la actualización

¿Qué es optimización de contenidos SEO?

Significa editar el contenido principal de tus textos SEO para mejorar la experiencia de los usuarios. 

Parafrasear, cambiar algunos enlaces o modificar la navegación de tu sitio no será considerado como una “optimización” o como un contenido “fresco”. Tener una fecha reciente en tu contenido no garantiza que subirás posiciones en  Google. 

Al final, que tu contenido sea útil, sin importar cuándo haya sido publicado, es lo que te permitirá mantener y mejorar el posicionamiento de tu sitio web

Cuando vayas a realizar un cambio en tus textos no solo debes editar el enfoque y dejar lo mismo con otras palabras. La idea es que:

  • Mejores la experiencia de usuario.
  • Respondas alguna pregunta nueva sobre el tema o que no hayas contemplado antes. 
  • Agregues cifras importantes que amplíen el conocimiento de las personas.

En este texto también conocerás cuáles son las variables que afectan tu puntuación de “frescura”. Puedes hacer click acá para saltar a ese punto.

¿Cómo optimizo mi contenido SEO?

A continuación detallamos cada uno de los pasos necesarios para lograrlo:

Buscar errores de indexación en Google

Lo primero que debemos hacer es verificar si el contenido que deseamos optimizar está en la base de datos de Google. 

Esto es lo que le permite al buscador mostrar nuestro sitio entre sus resultados tras una búsqueda.  

¿Cómo se hace?

Coloca en la barra de navegación de Google Search Console la URL (página) que deseas optimizar y analízala.

Google directamente te mostrará si la URL se encuentra indexada correctamente o si la página tiene algún problema como:

  • Errores de redirección. 
  • Errores de servidor.
  • Un error 404. 

Una advertencia que puede pasar “por debajo de la mesa” es que la URL esté indexada en Google pero no cargada a un sitemap.

De ser así, añade la URL al archivo para que los robots del buscador entiendan de dónde proviene la página.

Revisar en Google Search Console el rendimiento del  contenido 

Analiza las impresiones, clics y posiciones promedio que tiene el artículo a optimizar, utilizando los filtros de rendimiento en Google Search Console.

Esto te permitirá conocer: 

  • Volúmenes de búsqueda mensuales aproximados. 
  • Consultas exactas que están haciendo los usuarios y con los que consiguen el contenido.
  • Click Through Rates (CTR) para las consultas donde deseas subir posiciones. 

Analizar estos datos te permitirá responder las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo están buscando las personas? 
  • ¿Cómo me consiguen?
  • ¿Qué tan alto estoy apareciendo actualmente en la página de resultados?
  • ¿Mi audiencia objetivo me está encontrando?

Cruzar consultas con muchas impresiones con aquellas que tengan posibilidades de subir de posición

Después de evaluar la dificultad SEO de las consultas en las que deseas posicionarte, selecciona  aquellas que tengan volúmenes de búsqueda altos (muchas impresiones) y donde además tengas buenas posiciones ganadas. 

Ejemplo de consulta atractiva:

  • Tiene entre 400 y 500 impresiones al mes.
  • Acumula unos 20 a 30 clics en ese tiempo.
  • Se encuentra, en promedio, entre las posiciones 5 y 6 de la página de resultados de Google.

Por ende, convertirla en una posible primera posición sería interesante para aumentar las visitas a tu web. 

Ejemplo de consulta no atractiva:

  • Tiene 2.500 impresiones al mes.
  • Tiene 0 clics.
  • Su posición promedio de 35.

Por lo tanto, no es una consulta sobre la que quieras optimizar tu artículo.

Aunque las impresiones sean altas, probablemente esta consulta sea muy competida en tu industria y por ende será difícil llegar a la primera página. 

Entonces, selecciona entre 3 y 4 consultas que sean interesantes y enfócate en ellas. 

Elegir keyword madre objetiva y derivadas (colas largas)

Selecciona la nueva keyword principal del artículo según los análisis del paso anterior, Recuerda que esta frase tiene que ser la columna vertebral de todo el texto. 

Los derivados son todas las long tails y preguntas relacionadas sobre el tema que también debes contestar en el artículo. 

Revisar en el artículo los campos SEO principales

¿Qué title tag tiene? ¿Cuál es el H1 o título principal? ¿Se está utilizando correctamente el meta tag? ¿La URL es amigable para SEO?

Esta revisión se puede realizar de varias formas: 

  1. Realiza la búsqueda en Google y observa cómo el buscador arroja tu página. Ahí ves la información actual que Google está utilizando para mostrar tu sitio. 
  2. Si utilizas WordPress como gestor de contenido, en plugins como Rank Math o Yoast SEO puedes verificar estos campos principales. 

Debes estar muy atento a que el H1 y el title tag sean parecidos porque Google puede tomar cualquiera de los dos para mostrarlo en su página de resultados.

Revisar la página de resultados de tu keyword objetiva

Realiza la búsqueda en Google en modo incógnito de la consulta con la que quieres posicionarte. Recuerda configurar en el buscador e idioma para que sea el mismo de tu público objetivo.

Este paso te permitirá asegurarte que tu contenido esté alineado con la intención de búsqueda que Google le da a tu keyword madre. 

Si la keyword que seleccionaste responde a una intención de búsqueda comercial no importa qué tan bueno sea tu contenido, el texto nunca estará en los primeros puestos de la primera página. 

Fíjate en:

  • Resultados enriquecidos: 

Ejemplo de fragmento enriquecido

  • Cajas PAA.

Ejemplo cajas people also ask

  • Búsquedas relacionadas.

Ejemplo búsquedas relacionadas Google

Evaluar los portales de la competencia

Revisar cuál es su autoridad de dominio de los sitios web que aparecen para búsquedas de tu interés. 

La autoridad de dominio no es un factor de rankeo oficial de Google, pero después de muchas pruebas en el mundo SEO se ha determinado que:

  • Número de backlinks recibidos. 
  • Edad del sitio web. 
  • Calidad del contenido publicado.
  • Buenas posiciones en Google (primera página).
  • Experiencia de usuario. 
  • Tiempo en el sitio.

Mejoran la “reputación” de los sitios web y les da mayor posibilidad de rankear sobre otros dominios. 

Entonces:

¿La autoridad de tu sitio es superior? ¿Compites contra empresas que puedes superar?

Por último evalúa:

  • ¿Qué preguntas responden dentro del contenido?
  • ¿Qué material tienen? ¿Qué experiencia de usuario ofrecen?

Después de tener estas respuestas, asegúrate de que tu artículo pueda superarlos. 

Chequear enlaces externos e internos del sitio 

Verifica si algún enlace dentro del contenido expiró o necesita alguna redirección.

Tener enlaces que no funcionen afecta la experiencia de usuario y te aleja de satisfacer aquello que quiere responder la persona. 

Optimizar el contenido SEO 

Una vez terminada la investigación, es hora de aplicar los cambios:

  • Incluye tu focus keyword en estos campos:
    • Title tag.
    • H1.
    • Meta tag.
    • Alt-text.
    • URL (slug).
  • Responde en el primer párrafo del artículo la respuesta principal del texto.
  • Incluye tablas, diseños y recursos que enriquezcan la UX del artículo.
  • Agrega contenido que no incluías antes y optimiza los subtítulos.
  • Agrega enlaces internos y externos que abran en pestañas nuevas y complementen la información de tu contenido.

Ajustar detalles técnicos

Si el URL de tu artículo cambió para  incluir keywords y hacerlo más breve (SEO friendly), es importante que crees una redirección.

Esto evitará que el tráfico que reciba la URL antigua se siga convirtiendo en visitantes para tu web.

Igualmente, luego de hacer todas esas modificaciones, solicitar la indexación del artículo refrescado te ayudará a que Google lea más rápido tus cambios y, por ende, mejore tu posicionamiento.

¿Cada cuánto debo optimizar mi contenido SEO para mejorar el posicionamiento web?

Como explicó en su momento Amit Singhal, ex vice presidente ejecutivo de Google: “Diferentes búsquedas tienen necesidades de frescura distintas”.

Es decir, dependiendo de la esencia de tu contenido deberás actualizarlo:

  • Cada hora.
  • Una vez a la semana.
  • Una vez al mes.
  • Anualmente. 

¿Cuáles son esos tipos de contenido?

Eventos recurrentes 

Un acontecimiento de este tipo es todo el que ocurre constantemente a lo largo del tiempo. Es decir, que tiene varias ediciones. 

Si las personas están buscando sobre el “mundial de fútbol masculino”, probablemente Google entiende que quieren información de la próxima edición (Qatar 2022), porque el algoritmo ya está preparado para otorgarte la información más actualizada al respecto. 

Por ende, cuando tus contenidos estén basados en este formato, deberás actualizarlos con: 

  • Equipos clasificados a la siguiente edición. 
  • Nuevos récords que pueden batirse en ese Mundial. 
  • Información de los estadios. 
  • Datos interesantes del país. 

En este caso, se trata de cambiar el contenido principal de tu sitio. 

Así mejorarás el posicionamiento de tu web en Google, porque estás manteniéndote relevante tanto para los usuarios como para el buscador. 

Noticias recientes o “hot topics”

En este grupo de eventos entra cualquier sitio web que se encargue de otorgar la información más nueva sobre un tema, como un portal de noticias.

Acá los usuarios pueden conseguir páginas indexadas minutos antes de sus búsquedas. 

Por eso es sumamente clave que quienes viven de esto encuentren la forma para:

  1. Diferenciarse de sus competidores y así ser siempre la primera opción. Para ello es requisito tener altos tiempos de visita en el sitio, altos porcentajes de click through rate y bajos porcentajes de rebote. 

Entender perfectamente la intención del usuario para utilizar las frases claves correctas, optimizar el contenido y mejorar el posicionamiento SEO de cada página.

Para saber cómo posicionarte en Google News, revisa este artículo: SEO para medios de comunicación, periodistas y noticias

Actualizaciones recientes

Aquí entran las empresas que venden productos y servicios, como nuestro caso.

¿Por qué?

Porque, aunque las industrias constantemente están cambiando, no suelen ser una “noticia de último momento” o un “evento recurrente” como un Mundial de Fútbol. 

Por ejemplo, en la industria del posicionamiento web, Google siempre actualiza su algoritmo para mejorar las respuestas que le entrega a sus usuarios. 

Por ende, las personas que busquen sobre este tema querrán conseguir la información más actualizada sobre las mejores prácticas de este tipo de trabajos.

He ahí la clave: siempre monitorear cómo están buscando los usuarios, qué tipo de contenidos son los que mejor rendimiento tienen y cuáles son los sitios web que Google muestra en la SERP.  

Variables que afectan la frescura de tu contenido

Acá evaluaremos cuáles son los aspectos que Google toma en cuenta para otorgar puntuaciones de frescura a cada página que indexa.

Fecha de indexación del contenido

Siempre que indexemos un artículo en Google por primera vez, tendremos el contenido más “fresco” sobre el tema que estemos abarcando. 

Esta puntuación bajará con el tiempo mientras vaya saliendo nueva información.

Además, también influye qué tan relevante sea la fecha para ese tópico:

Si una persona busca “mejores teléfonos”, probablemente quiera obtener los equipos de ese año.

Mejores teléfonos 2020
Mejores teléfonos 2020

Fíjate en que el resultado enriquecido que arroja Google para la búsqueda contiene, en efecto, los mejores teléfonos de ese año. 

¿Qué pasa con esta variable de “frescura”?

Que, nuevamente, deberás analizar bien qué tipo de contenido estás ofreciendo, porque dependiendo de la búsqueda (intención) un documento viejo puede ser más favorable que uno que apenas acaba de ser indexado. 

Esta condición puede entrar en juego con temas académicos, legales o médicos. Google siempre colocará por encima la reputación y el trayecto de los creadores de contenido en esos tópicos que ponen en juego:

Your life or your money.

Cantidad de cambios dentro del contenido: ¿cuánto fue agregado?

Google probablemente ignore tu edición si solo algunos nombres de subtítulos fueron actualizados o si cambió nada más un párrafo. 

Esto no le indicará al buscador que tu contenido ahora está “fresco” y que esa información merece subir posiciones. 

Entonces: ¿qué pasa si solo necesito cambiar poca información pero es clave para el contenido?

En este caso pudieses modificar lo siguiente:

  • La respuesta principal del artículo (dependiendo de la intención que queremos satisfacer del usuario). 

Siempre recomendamos colocar la respuesta a la pregunta o problema en las primeras dos o tres líneas del contenido. Así, si la persona no lee más nada del contenido, se irá con la solución.

  • Cifras que necesitan ser modificadas. 
  • Nombres de personas. 

Si la información en verdad es así de importante, Google sí lo tomará en cuenta y puede mejorar el posicionamiento de tu web. 

Actualiza esa información clave y solicita la indexación en Google Search Console.

El mismo buscador te invita a notificarle si algo en tu página (contenido) ha cambiado. 

Además, tener siempre al usuario en mente aumentará tus posibilidades de ganarte un featured snippet o knowledge panel.  

El caso ideal es, como he explicado a lo largo del artículo, agregar secciones completas y editar el texto principal de tu artículo para responder preguntas que ninguna empresa en Internet esté atendiendo. 

 Estas las puedes contestar cambiando:

  • Metodologías que menciones en tu artículo.
  • Casos de estudio nuevos.
  • Pasos que deben realizarse o modificarse.

Según Answer The Public, herramienta de escucha social para investigaciones de contenido y mercado, diariamente se realizan 3 billones de búsquedas en Google y 20% de ellas nunca se habían hecho. 

¿Qué significa esto? 

Que cada día se realizan 600 millones de búsquedas totalmente nuevas en Internet. 

Por ende, si quieres mejorar el posicionamiento de tu web, tus contenidos siempre deben estar actualizados con las nuevas necesidades que tenga tu público objetivo. 

Nuevas páginas creadas

Google necesita saber que estás ahí. Que siempre estás trabajando en resolver las dudas acerca de tu industria. 

Esta es una señal de “frescura” importante. 

Una empresa que constantemente está creando contenido es una empresa que está encima de las últimas tendencias de su negocio. 

En Pencil Speech ya hemos explicado que tu tarea debe ser la de contestar todas las preguntas que tengan tus usuarios acerca de tus servicios o productos.

Esta es la mejor forma para convertirte en el líder de tu industria.

¿Por qué?

Porque, sencillamente, cada vez que alguien tiene una duda acerca de lo que tú haces o de lo que tú vendes tu marca estará ahí para ayudar. 

Esto prácticamente “obligará” a la persona a comprarte porque tú eres quien siempre ha estado ahí ayudándolo cada vez que te ha necesitado. 

Claro, esto no sucederá de un día para otro. Por eso tus esfuerzos de escritura deben ser constantes. 

Para una empresa que escriba una pieza de contenido cada 3 meses será más complicado permanecer en la primera página de Google al lado de un sitio que publique un texto nuevo mensualmente.

Enlaces entrantes a tus contenidos (backlinks)

Un aumento en el número de enlaces que recibe tu página es un indicativo claro para Google de que ese contenido es útil en ese período, por lo que su posicionamiento web mejorará. 

Recibir todos estos nuevos enlaces puede ser consecuencia de:

  • Ser el primero en resolver un problema o pregunta importante.
  • Crear una solución que todavía ni tus usuarios sabían que necesitaban. 
  • Lograr un hito importante con tu contenido y que las personas empiecen a enlazarlo. 

Al final, como puedes observar, para tener éxito en el posicionamiento web lo primero que debes tener en cuenta es a tu audiencia. 

Si te entregas por completo a ayudarlos y cumples con los requisitos técnicos, tu posicionamiento web mejorará.

Ojo: un aumento exponencial de enlaces también puede ser resultado de alguna estrategia corrupta de SEO. En caso de que Google determine que así es, puede penalizar a tu sitio web y complicar sus posibilidades de posicionamiento.

Caso de estudio de Pencil Speech: Cómo mejoró nuestro posicionamiento 411% al optimizar los artículos

Para enero de 2020, la web de Pencil Speech contaba con 24 artículos y 900 visitantes orgánicos por mes. 

En julio de 2020, si no contamos este artículo, el sitio web tendrá en su blog 27 piezas de contenido. Es decir que solo hemos publicado 3 textos SEO nuevos.

No obstante, nuestro tráfico desde Google actualmente es de casi 4.600 usuarios orgánicos mensuales (4.589 en el mes de junio). Lo que corresponde a aumento, comparado con nuestra actividad en enero, de 411% en visitas. 

¿Cuántas piezas actualizamos?

Todas. 

Eso, y solo eso, fue lo que mejoró nuestro posicionamiento web. 

No hubo: 

  • Campañas de link building. 
  • Aumento exponencial de nuestra autoridad de dominio por algún enlace que hayamos recibido. 
  • Creación acelerada de nuevos contenidos.

Al final, nosotros nos habíamos encargado de responder todas las preguntas posibles sobre el posicionamiento web y lo que hicimos fue repetir con cada artículo los 12 pasos que les comenté al principio.

Como consultores SEO entendemos que siempre hay nuevas preguntas que contestar y temas que habían quedado sin abordar en su momento. 

Esta misma estrategia es la que le permitirá a este artículo, cuando llegue su momento, escalar posiciones dentro de la primera página. 

Será mi deber observar su rendimiento y adaptarlo a las formas más populares de cómo las personas están buscando mejorar el posicionamiento de sus webs en Internet a través de artículos.  

Resultados de actualización SEO de contenido
Resultados últimos 6 meses

Fíjate en que nuestro gráfico correspondiente a los clics recibidos desde Google en los últimos 6 meses ha ido de manera ascendente todo el año. 

Relación esfuerzo-resultados: ventaja del SEO sobre las redes sociales

Aunque nosotros no hemos sido 100% constantes con la publicación de contenido, de igual manera hemos podido seguir aumentando nuestra:

  • Visibilidad en Internet.
  • Tráfico. 
  • Ventas de proyectos SEO. 
  • Dominio de autoridad dentro de la industria. 

¿Por qué?

Porque las preguntas y los problemas que tienen las personas siguen siendo los mismos.

Nosotros, con la buena base que ya habíamos construido, solo tuvimos que adaptarnos a cómo las personas están expresando sus necesidades actualmente y Google les ha seguido otorgando nuestros contenidos como soluciones. 

En las redes sociales no puedes darte el lujo de pasar 3 o 4 meses sin realizar ninguna publicación. Debes estar ahí día tras día y hora tras hora. 

Si el tráfico de tu sitio web depende de las redirecciones que realices desde tus perfiles sociales, nunca podrás mejorar el posicionamiento de tu web. 

Conclusión

Piensa en tus usuarios.

Pregúntate cómo puedes seguir siendo relevante para ellos y actualiza tus contenidos con tu audiencia en mente.

Asegúrate de que estás otorgando todas las herramientas necesarias para que las personas  resuelvan sus problemas. 

Esta es la forma en que mejorarás el posicionamiento de tu empresa. 

Nuestros mejores artículos en tu correo

Habla con un penciliano

Nuestros mejores artículos en tu correo

Habla con un penciliano

Marisabel

Marisabel Felice

Directora comercial

¡Gracias! Tu información ha sido enviada con éxito.