Redactor SEO: 8 pasos para ser el mejor

Tabla de contenido

El redactor SEO es uno de los profesionales más solicitados en la actualidad para la gestión de sitios web. Conoce los 8 pasos para ser el mejor.

¿Qué es un redactor SEO?

Un redactor SEO es una persona que se especializa en la creación de contenidos que se posicionen en los primeros resultados de los motores de búsqueda.

Se caracteriza por sus fortalezas tanto en escritura (ortografía, síntesis de información) como en conocimientos técnicos de posicionamiento orgánico (búsquedas de palabras clave, conocer la intención de búsqueda de los usuarios, etc.).

¿Por qué los redactores SEO son importantes en agencias de marketing?

El SEO o search engine optimization es un conjunto de estrategias que se usan para mejorar el posicionamiento orgánico de los sitios web en Google.

Su vía principal para lograr que un sitio web rankee en Google es a través del marketing de contenidos, es decir, textos que respondan todas las preguntas de los usuarios acerca de un tópico específico.

Un redactor SEO es la persona encargada de la creación de dichos artículos, los cuales le permiten a un sitio posicionarse en Google.

Por este motivo, las empresas, organizaciones públicas, personalidades y otras instituciones requieren los servicios de redactores SEO que estén en la capacidad de crear  contenido relevante y optimizado para ayudarlos a conquistar los buscadores.

¿Por qué los redactores SEO son importantes en agencias de marketing?
¿Por qué los redactores SEO son importantes en agencias de marketing?

Redactor SEO vs herramientas de inteligencia artificial 

En la actualidad hay herramientas de inteligencia artificial (IA) que pueden generar textos completos a partir de información existente en Internet, y muchas personas (incluyendo a los redactores) se preguntan si estos softwares pueden sustituir al redactor SEO.

Aunque estas son tecnologías relativamente jóvenes y están en constante evolución, actualmente estas herramientas presentan algunas limitaciones importantes, entre ellas:

  • Si bien estos softwares pueden crear textos que sean gramaticalmente correctos, con frecuencia generan contenidos sin ningún sentido o plantean información incorrecta.
  • Estas herramientas pueden generar textos con muchas redundancias, o repetir palabras o frases comunes, lo cual disminuye la calidad del contenido y afecta su potencial de optimización SEO.
  • La calidad de la información en los contenidos generados por estas herramientas de IA dependen de la calidad de las bases de datos con las cuales son alimentadas o a las cuales tienen acceso.
Redactor SEO vs herramientas de inteligencia artificial 
Redactor SEO vs herramientas de inteligencia artificial

¿Y cómo afecta esto al trabajo realizado por un redactor SEO en comparación al realizado por una inteligencia artificial? 

  • Un redactor SEO o una agencia de SEO genera contenidos para clientes corporativos sobre temas específicos. Si la herramienta de IA genera un texto sin sentido, o que presente una información incorrecta, eso afecta muy negativamente la reputación y credibilidad del cliente.
  • Las herramientas de IA pueden generar textos con cierta coherencia, pero no controlan el plagio ni el copy-paste, ni tampoco hacen referencias a las fuentes de información consultadas.

Un cliente que use una IA en estos momentos se expone a un elevado riesgo de plagio, con todos los inconvenientes que eso implica.

  • Las herramientas de IA utilizan la información disponible en Internet. Esto significa que, además de la posibilidad de plagio, existe el riesgo que el contenido generado por la IA le dé mayor relevancia y visibilidad a la competencia que al propio cliente.
  • Las herramientas de IA actualmente se enfocan en generar textos, pero estos no incluyen la optimización SEO, la cual debe ser realizada aparte por un redactor especializado.

En comparación, veamos algunas de las ventajas del redactor SEO frente a las herramientas de IA:

  • El redactor SEO genera textos que se ajustan a los requerimientos específicos del cliente.
  • Como hemos visto antes, un redactor SEO evitará a toda costa el plagio, el copy-paste, el auto-plagio, la canibalización y cualquier otra práctica que afecte su propia reputación y la de su cliente.
  • El redactor SEO puede identificar y utilizar las características particulares de los productos o servicios del cliente para generar contenidos originales y diferenciados que superen a los de la competencia.
  • Un redactor SEO puede identificar y seleccionar las fuentes más relevantes sobre un tema o industria, a diferencia de una herramienta de IA que solo procesa información sin filtrar o evaluar la calidad de las fuentes.

Así que, de momento, el redactor SEO posee ventajas importantes sobre las herramientas de inteligencia artificial y su trabajo tendrá una mejor calidad que el generado por cualquier software disponible en la actualidad.

¿Cómo formarse como redactor SEO?

Para formarse como redactor SEO no existen unos requisitos previos. Solo se necesita de compromiso, dedicación y constancia.

Por una parte, aprender las técnicas, las herramientas y las estrategias para hacer optimización SEO de calidad requiere de tiempo y esfuerzo.

Por otra, existe en la actualidad mucha competencia en este campo así que, para destacarte, necesitas desarrollar al máximo tus capacidades. Existen dos formas de lograr esto:

  • Formarse como redactor SEO freelancer: es una opción atractiva si deseas ir involucrándote en el mundo del SEO a tu propio ritmo y ser tu propio jefe. Tu aprendizaje será autodidacta y deberás competir con otros redactores freelancer de todo el mundo por hacerte un nombre y captar clientes.
  • Formarse como redactor de una agencia de SEO: te permitirá aprender de manera sistemática y aprovechar toda la experiencia acumulada por la agencia. Tendrás que adaptarte a sus ritmos, dinámicas, condiciones y estilos de trabajo.

En ambos casos, necesitarás invertir tiempo y esfuerzo, pero los resultados valen la pena. Adicionalmente, muchos redactores SEO se han formado y acumulado experiencia trabajando para agencias de SEO y luego se independizan.

Por otra parte, algunos redactores SEO freelance son muy exitosos y deciden dar un paso adelante y fundar sus propias agencias de contenido SEO.

Competencias y conocimientos de un buen redactor SEO

Un buen redactor SEO debe tener conocimientos básicos sobre:

Adicionalmente, un buen redactor SEO debe tener:

  • Excelente ortografía, dominio de la gramática y habilidades de redacción.
  • Creatividad. Una gran parte de la información sobre cualquier tema (por no decir toda) ya está publicada en Internet. El redactor SEO debe tener la capacidad de presentar los contenidos de maneras originales, que se destaquen y diferencien de los ya existentes.
  • Capacidad para adaptarse a distintos temas, solicitados por una amplia variedad de clientes.
  • Pasión por la investigación, para encontrar las mejores fuentes que sustentarán los textos a escribir. 
Habilidades de un redactor SEO
Habilidades de un redactor SEO

Un buen redactor SEO debe evitar:

  • El plagio: presentar como propios textos escritos por otras personas o instituciones es anti-ético y es una de las prácticas más rechazadas en esta industria. 

Adicionalmente, puede acarrear problemas legales, sanciones económicas y penales, así como la pérdida de credibilidad del redactor SEO y daños a la reputación de su cliente.

  • Copy-paste: copiar y pegar información textual de otras fuentes, como si fueran un puzzle, para generar un contenido “nuevo” es otra práctica que debe evitarse.

El copy-paste es una forma de plagio y además evidencia una falta de creatividad y profesionalismo de quien lo hace.

  • Auto-plagio: el plagio no es solamente copiar el material de otras fuentes. Existe el auto-plagio cuando se copian textualmente materiales previamente publicados por el mismo redactor sin hacer las debidas referencias.
  • Canibalización: otra práctica asociada al auto-plagio es la canibalización. Esto ocurre cuando se generan diferentes artículos que refieren a los mismos contenidos.

Para evitar la canibalización se recomienda generar artículos sobre temas específicos, con alcances bien delimitados y, si es necesario, establecer vínculos a otros artículos de temas de interés relacionados que amplíen la información.

8 pasos para ser un redactor SEO

Pasos para ser buen redactor SEO
Pasos para ser buen redactor SEO

A continuación, te presentamos algunos consejos para ser un buen redactor SEO:

Documentarse sobre el tema

Un redactor SEO debe estar en capacidad de escribir sobre cualquier tema que sea requerido. Eso no significa que tiene que ser un especialista del área, pero sí debe ser un buen investigador.

De este modo, se recomienda que el redactor SEO, en el transcurso de su investigación:

  • Recurra a fuentes con autoridad: esto significa buscar las fuentes primarias de información, como las organizaciones, instituciones o empresas con mayor relevancia sobre un tema.

Por ejemplo, si está escribiendo un artículo sobre tópicos de salud, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) son fuentes autorizadas de gran relevancia.

  • Consulte a los expertos: si tiene la oportunidad, consulte a un experto o profesional del área. Eso lo ayudará a orientar sus ideas, expresarlas mejor, familiarizarse con el lenguaje técnico de esa industria y utilizarlo apropiadamente.

Hay ciertas palabras que tienen diferentes significados en distintas áreas y reconocer eso es muy importante a la hora de escribir un artículo. Por ejemplo, el término “matriz” se refiere a un concepto muy distinto en medicina, en matemática, en ingeniería o en comunicación.

Además, contar con fuentes primarias le da una gran ventaja competitiva al artículo, pues no solo estará apoyado en información conseguida en Internet, sino en conocimiento exclusivo adquirido por años de experiencia personal.

  • Revise varias fuentes: una sola fuente no es suficiente. Es importante consultar tantas como sean necesarias para obtener una riqueza de opiniones y una mayor comprensión sobre un tema específico.

En última instancia, la calidad de la investigación se refleja en la calidad del contenido desarrollado por el redactor SEO.

Elegir una keyword adecuada

La elección de una palabra clave adecuada es uno de los elementos fundamentales del éxito de una optimización SEO.

Las palabras claves en realidad son frases que el algoritmo de Google utiliza para indexar, orientar y relacionar los resultados cuando se realiza una consulta. Las palabras clave se clasifican en short tail, middle tail y long tail:

  • Short tail (cola corta): consisten en una o máximo dos palabras. Debido a que son demasiado genéricas, las consultas con estas keywords devuelven millones de resultados, de modo que solo pueden ser usadas eficazmente por sitios web con un gran prestigio en su área.
  • Middle tail (cola mediana): son términos de tres o cuatro palabras. Son menos genéricas que las short tail pero, aun así, las consultas con estas keywords devuelven demasiados resultados, por lo cual tampoco son recomendables a menos que se trate de un área nicho, poco conocida o competida.
  • Long tail (cola larga): son frases con sentido y significado propio, que refieren a un asunto específico. Son el estándar en la optimización SEO de sitios web de autoridad baja o media.

Como regla general, se recomienda el uso de keywords tipo long tail, así como sus distintas variantes.

Conocer la intención de búsqueda

Antes de comenzar a elaborar el contenido para un artículo, el redactor SEO debe tener una idea clara de las características del proyecto y de la intención de búsqueda del usuario o cliente potencial. Para esto, debe considerar los siguientes aspectos:

  • Formato del contenido: puede ser short format (formato corto) o long format (formato largo) . El contenido en short format tiene una extensión de hasta 300 o 400 palabras, mientras que el long format tiene al menos 800 palabras. 

Actualmente, lo recomendable es escribir artículos de entre 1500 y 2000 palabras para obtener un mejor posicionamiento.

  • Tipo de contenido: se debe definir la finalidad del contenido. En este sentido, los contenidos pueden ser guías informativas detalladas, listas, guías comparativas, guías prácticas (con instrucciones por pasos), rankings, reseñas, entre otros.Establecer los subtemas del artículo

Una vez que se realiza la investigación, se selecciona la keyword adecuada y se definen el formato y el tipo de contenido, es necesario definir los subtemas o tópicos que se van a tratar en el artículo, de forma que sean elementos informativos que agreguen valor a la publicación.

Un redactor SEO debe aprender a equilibrar la extensión y el alcance del contenido.

Un artículo ideal es suficientemente específico para cubrir las expectativas del usuario, pero no tan extenso que pierde el enfoque y cansa al lector.

Elaborar un esquema

Para evitar los problemas descritos en el apartado anterior, se recomienda hacer un outline o esquema antes de comenzar a elaborar el contenido. De este modo, el redactor SEO puede generar a priori un índice tentativo del artículo, que le sirva de referencia para su elaboración.

Dentro de este esquema, los subtemas deben estar distribuidos de manera lógica y tener una extensión proporcional para mantener la armonía del contenido.

Por ejemplo, si el artículo es de 1500 palabras y se consideran 5 subtemas, cada uno de ellos debería tener una extensión aproximada de 300 palabras, para mantener balanceada la estructura de la publicación.

Así mismo, es importante el uso correcto de los títulos y subtítulos. El título principal y al menos uno de los subtítulos relevantes debe contener la keyword, para ayudar al posicionamiento del artículo en Google.

Escribir el contenido

En este punto, un redactor SEO pone en práctica sus habilidades de escritura, su creatividad, lo aprendido en la fase de investigación y un vocabulario amplio pero sencillo, para comenzar a elaborar la publicación.

El estilo de la redacción va a depender del tipo de artículo, de la naturaleza de los temas, del sitio web donde será publicado el texto y del perfil del usuario a quien va dirigida la publicación.

En líneas generales, se recomienda una redacción natural y llana que enganche al lector y, sobre todo, responda con claridad sus preguntas e inquietudes.

Se deben evitar párrafos de más de 3 o 4 líneas y los términos técnicos o propios del área deben ser usados con precisión.

Revisar y editar el artículo

Un escritor de calidad sabe que un texto no está terminado en el  momento que finaliza su primera versión.

Esa es solo un punto de partida para las futuras revisiones que darán resultado a un texto pulido y redondo.

Por norma, el redactor debería editar su texto al menos una vez antes de entregarlo al cliente o agencia para la que trabaja. Así atrapará redundancias, errores de tipeo y cualquier detalle que al momento de escribir fue imposible identificar.

Es posible que luego sigan ediciones por un Product Manager o corrector de textos especializado. El procedimiento dependerá de la dinámica de trabajo en cada situación.

Añadir detalles para optimizar el artículo

Un redactor SEO sabe aplicar las técnicas de optimización web, entre ellas la selección de títulos y subtítulos SEO, el uso de imágenes y tablas, la frecuencia del uso del keyword en el contenido y la creación de enlaces internos y externos.

Algunas técnicas de optimización se enfocan en la intención de búsqueda. Otras, como las estrategias de SEO local, toman en cuenta si la publicación está diseñada para tener un alcance geográfico focalizado. 

Sin importar el caso, dar una lectura final al artículo con ojos de consultor SEO aumentará las probabilidades de que el resultado esté preparado para posicionarse en los buscadores.

¿Cuánto gana un redactor SEO?

Lo que gana un redactor SEO depende de algunos factores:

  • Si es un freelancer o trabaja para una agencia.
  • El idioma y la extensión del contenido que cree.
  • La cantidad de artículos que realice.
  • La experiencia que tenga.
  • Si es reconocido en el medio.

Los redactores SEO freelancer generalmente facturan sus servicios bajo alguna de las siguientes modalidades:

  • Precio por hora: es un método utilizado para establecer precios, pero poco recomendable para un redactor SEO, debido a que es muy difícil calcular de antemano el tiempo requerido para elaborar un contenido SEO.
  • Precio por palabra: es una forma sencilla y muy utilizada de facturar los servicios de redacción SEO.  Los precios pueden ser muy variables, en un rango de 0.010 USD hasta más de 5 USD por palabra. La desventaja es que hay que ajustar los textos al número de palabras acordadas.
  • Precio por contenido: es la forma más recomendable de estipular el precio de los servicios de redacción y optimización SEO. De esa manera, tanto el redactor como el cliente acuerdan una tarifa por una determinada cantidad y calidad de trabajo y se ajustan a ella. En Latinoamérica, los precios por artículo oscilan entre 4 USD hasta 50 USD.

Aunque los precios y la frecuencia de los trabajos son muy variables, supongamos que un redactor SEO cobra un promedio de 10 USD por un artículo de contenido de 1.500 palabras, y que puede realizar 1 artículo por día. Si trabaja 5 días a la semana, significa que estaría facturando alrededor de 200 USD por mes.

Otro escenario es que el redactor SEO trabaje para una agencia. En ese caso, los honorarios del redactor se negocian de mutuo acuerdo con la agencia según las responsabilidades, condiciones y volúmenes de trabajo asignados.

¿Cuál es el perfil del redactor SEO de Pencil Speech?

En Pencil Speech privilegiamos la excelencia, la comunicación asertiva, la proactividad, la creatividad, el trabajo en equipo y el aprendizaje continuo.

No es indispensable que el candidato a redactor de Pencil Speech tenga experiencia previa en optimización SEO, puesto que esos conocimientos y capacidades los puede adquirir trabajando con la agencia.

Sin embargo, sí es necesario que tenga una buena ortografía, conocimientos básicos de gramática y habilidades para la redacción.

Comentarios finales

El redactor SEO es un profesional que se especializa en la creación de contenido para sitios web que estén optimizados para posicionarse en Google.

Estos conocimientos y capacidades son muy demandados por toda organización que desee darse a conocer en Internet.

Un redactor SEO debe poseer una serie de cualidades que le permitan destacarse en un campo laboral cotizado, pero también cada vez más dinámico y competitivo.

Si cumples con este perfil y estás interesado en conocer más sobre el SEO, no dudes en comunicarte con nosotros.

Nuestros mejores artículos en tu correo

Habla con un penciliano

Nuestros mejores artículos en tu correo

Habla con un penciliano

Marisabel

Marisabel Felice

Directora comercial

¡Gracias! Tu información ha sido enviada con éxito.